Columnistas

Englobar e interiorizar, acierto priista

laboladecristal

.

.

.

Muy dinámica esta parte previa a la contienda electoral a suceder en el 2016 en Quintana Roo para el cambio del Jefe del Poder Ejecutivo, 15 diputados de mayoría relativa y 10 por designación plurinominal en el Congreso del Estado y los 10 presidentes municipales junto con los cuerpos edilicios de los ayuntamientos de la entidad. 

No ha empezado la campaña oficialmente. Lo que sí comenzó es el acomodo de piezas en el tablero del ajedrez político preparándose en espera del próximo juego a suceder en el año próximo. 

diputados congreso 142Es así como desde hace varias temporadas se cruzan dos formas de ver las elecciones a partir de los resultados electorales últimos que, a los partidos de oposición ha generado desconfianza y se asocia más a la trampa que a la transparencia. 

Es un asunto que envuelve realidades y mitos. El Partido Revolucionario Institucional se configura interiorizando unidad y englobando sus fuerzas reales y mucha propaganda generadora de confianza con una maquinaria que va deslizándose sobre rieles. 

En el camino tricolor al aparecer más elementos de postulación, se abre el abanico de figuras priistas que son centros de atención en la misión conferida o donde sea, salga como preferido. 

Más todos los desafíos políticos internos en el PRI, deberán conducirse de manera inteligente, responsable y -sobre todo- con unidad. 

Ojalá algunos dirigentes no se dejen arrastrar por las adulancias de algunos adláteres que desde ya les retratan con la banda de triunfo, quién sabe con qué agendas secretas y personales. 

El alto mando tricolor deja que los aspirantes hagan propaganda pareja. Pero eso sí, que sea con el trabajo encomendado, Tratan de deshabilitar al más pintado de los candidatos de oposición sin miedo al juicio final. Confían todo en su álbum de colección. 

Mientras en la oposición, no queda nada más que nada.

Luego de cualquier euforia inicial y más allá de las efusivas declaraciones de coyuntura, la oposición enfrentará sin aliados todos los problemas acumulados en tres lustros de fallidos experimentos.

Los candidatos que compró la oposición en los últimos años se diluyeron sin previo aviso, y la confianza que le tuvieron sus aliados tradicionales se ha esfumado. Verbigracia, Chacho, Greg y Julián.

La credibilidad de la izquierda desapareció y no se podrá reconquistar de la noche a la mañana, por más alegría que generen los eventuales resultados electorales y por mucha admiración que produzca una oposición irreductiblemente democrática.

Una oposición accidentada  que resultó ser como un castillo de arena, derrumbado a patadas por turbas irresponsables, capaces de elegir, repetidas veces, opciones delirantes y extemporáneas, totalmente alejadas de la realidad.

Una oposición susceptible a votar por semejantes proyectos inspiró una desconfianza similar a la que afronta Con el recién creado partido Morena de AMLO con los mismos visos de barbarie política al interior.

También apareció el Movimiento de Regeneración Nacional, Morena, como imagen de fuente energética confiable, para los partidos de izquierda. 

La postura mesiánica del sempiterno líder AMLO a la hora de las definiciones como caprichosa arma política no ha pasado desapercibido para todas las banderías sofisticadas enclavadas en el ala izquierda, que harán lo necesario para impedir que la experiencia se repita.

El 5 de junio del año próximo será la hora de la verdad de quienes, con ponderación, inteligencia y altura, afronten y estabilicen los inevitables retos del futuro inmediato de Quintana Roo. 

Y de las otras elecciones

Está por venir la sucesión en los poderes Ejecutivo y Legislativo, además de los cambios en los 10 ayuntamientos que componen la entidad. De lo que está por suceder en el 2016 en el Estado, y reviste con mayor importancia que estará en juego, la Joya de la Corona con el cambio del Gobernador del Estado, pero hay otras dos que no dejan de tener la debida importancia, y son las votaciones de los diputados al Congreso local y las 10 presidencias municipales de Quintana Roo. 

congreso 34Un acto importante desde el punto de vista democrático. La elección de Los diputados. Sus funciones y atribuciones son de legislar y controlar al Poder Ejecutivo. Lo cual solo es posible si se cuenta con mayoría simple o calificada. Lo otro decisivo son buenas relaciones con el Poder Ejecutivo. 

Explícito o implícito. Nuestro sistema de gobierno es democrático, en las circunscripciones distritales se eligen 15 diputados y, al final del proceso, son nombrados –según resultados- 10 diputados por método de proporción plurinominal. Lo que esperan los partidos de oposición como premio de consolación.

Ahora se afirma con precisión quién obtendrá más diputados es el PRI. Una vez revisada tal aseveración, se ve en la intención de su estructura y en la intención y conducción y producción del voto en los procesos electorales ocurridos en la entidad y su homogénea priista en Quintana Roo en los últimos tiempos. Pero útiles para reforzar un clima de triunfo tricolor. 

La debilidad de la oposición es el descontento al interior por la inalcanzable carestía  de votos en todas las elecciones últimas, quizás afectado por el natural desgaste y la falta de su creador e inspirador, ineficacia e ineficiencia. La debilidad, para ampliar su universo de votantes es su postura política radica por la falta de unidad. 

En las mismísimas filas opositoras cargan a cuestas imagen de división y sin líder descollante, sin propuestas alternas y organizaciones fuertes. Dominan en pequeños grupos. Quienes despuntan en los cargos son jefes de grupos que compiten entre ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba