Columnistas

Patadas de ahogado del PAN-PRD

Haydee García

La desesperación empieza a reinar en las campañas políticas para la gubernatura de Quintana Roo, y es que nuestro estado es una joya que muchos desean con demasiada ambición. Por un lado, vemos las patadas de ahogado del diputado federal perredista, Luis Espinoza Cházaro, de la coalición “Va por México”, quien consciente o inconscientemente insiste en que su candidata Laura Fernández lleva un segundo lugar a poca distancia de la puntera.

Pero la confianza en sus dichos se hizo trizas al realizar otro llamado a otros candidatos a que declinen e incluso anunció estar en pláticas con el PRI para que la candidata Leslie Hendricks Rubio decliné a favor de Laura Fernández, así también con el candidato de Movimiento Ciudadano, José Luis Pech. Se dice que para ganar algo, primero uno se debe creer que tiene el triunfo asegurado, pero de eso a que pidas que tus demás adversarios se unan para tu causa hay una diferencia abismal.

De José Luis Pech quizá se pueda esperar, pues se ha mostrado oportunista y desesperado por sus intereses, y hasta de su dirigente nacional Dante Delgado, quien tiene antecedentes de traicionar, por lo que podría cooperar a la idea de declinar a favor de alguien, pero como el ego de José Luis Pech está muy elevado dudosamente aceptaría. 

Por otro lado Leslie Hendricks ha subido en las encuestas, su trayectoria política es limpia y el PRI aún mantiene sus estatutos que si se siguen o no depende del dirigente en turno, pero  el tricolor sólo aceptaría una alianza si se pusiera a la candidata con menos negativos y con una trayectoria limpia donde no entra Laura Fernández.

Sin meternos en los múltiples ataques, Laura Fernández Piña, ha emprendido una guerra sucia de victimización, donde por el hecho de ser mujer se dice y hace la víctima, habría que preguntarse hasta qué punto es víctima o es victimaria. El hecho de ser mujeres no es para victimizarse, las mujeres han luchado mucho contra todo para ahora aprovecharse de su género y caer en lo que tanto se ha criticado. 

Y así, entre demandas, quejas, insultos, eso es lo que los ciudadanos están escuchando y esto es tan cansado que ya hay quejas de los que más importan, “los ciudadanos que darán el voto” y es que no escuchan propuestas sino quejas y descalificaciones para que no voten a favor de Morena ni aliados.

En Morse

El Partido Verde Ecologista (PVE) en Quintana Roo, además de ser exclusivo de “juniors” no tenía estructura, ni pies, ni cabeza, pues el muerto viviente aún Diputado Gustavo Miranda lo terminó de hundir, es por ello que tuvieron que meter las manos y mandar a una tropa para armar en unas semanas lo que no pudo hacer en años el junior Miranda.

En distintas partes del Estado se encuentran Ricardo Astudillo de Querétaro, Arturo Álvarez de Guerrero, Marcelo Ruíz de Veracruz, Harry Botello de Yucatán, Ernesto Núñez de Michoacán, Pepe Coutolenc del Estado de México, Sergio de Guanajuato y Edgar Salvatierra de Nuevo León, entre diputados locales y federales todos políticos con experiencia del PVE.

Todos están buscando hacer estructura, un trabajo que jamás hizo ni Gustavo Miranda ni mucho menos su amigo el junior y dirigente del  PVE en Quintana Roo, Pablo Bustamante, a quien solo se le conoce por estar ligado a escándalos con la mafia del desfalco y otros escándalos.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba