Columnistas

¡Que no sea futbol!

viborianus 4

Tan rala es la existencia de información y la presencia de noticias sólo gira alrededor del negocio de la FIFA y sus aliados, dirían en mi pueblo de sus compinches, tampoco queremos saturar a nuestros lectores con los mismos acontecimientos. Bueno, la pobreza informativa llega al extremo, y ha obligado a los voceros, a mantenernos informados hasta de los goles por cada tirador de penalti. ¡Así estamos! Eso es mejor que la elucubración. ¿Qué informar sin tocar el tema del futbol?

¿Qué comunicarles? Para su relevancia, la noticia debe llevar su atractivo, además del aspecto de lo novedoso, también él de la trascendencia y sus efectos. Al revisar algunos medios, nos parece interesante y encantador el hostigamiento hacia los productores forestales por los inspectores de Procuraduría Federal de Protección al Ambiente en algunos ejidos de la zona sur quintanarroense.

¿Por qué en ciertas épocas del año estos inspectores se vuelven el coco de los productores forestales? Sucederá el mismo fenómeno de la Cofepis, del sector salud, quienes en el cumplimiento de sus inspecciones para regulación, control y fomento sanitario, en ciertos momentos arremeten con protocolos tan rígidos que superan a la misma normatividad establecida, todo con el firme propósito de exprimirles a los propietarios de los establecimiento una cuota adicional, o bien insertarlos en ese ámbito de la corrupción de la Cofepris.

¿Será que esas son las perversas intenciones de estos inspectores forestales? Recordarles el autoritarismo federal, donde sólo sus chicharrones truenen, además de aplicarles las sanciones inventadas al límite de sus caprichos, para someterlos a sus procederes. También pudiera ser una acción de competencia entre la PROFEPA y la SEMARNAT, pero que atenta contra estos productores locales. La falta de coordinación o los celos profesionales sí lastiman a los ejidatarios.

Las supuestas irregularidades detectadas por estos escrupulosos inspectores, significan recursos económicos para los ejidatarios, pues la retención de sus unidades con los productos en transportación encarece su traslado, además del movimiento del ejidatario para la información y readecuación de sus envíos, la tramitación del imaginario de los problemas implica pérdida de tiempo y de entrega, retraso por ende de la recepción del producto de su comercialización.

¿Por qué la PROFEPA no informa oficialmente de estas oníricas anomalías o irregularidades?, pues por una parte la SEMARNAT autoriza por escrito la cifras o volúmenes de los productos forestales autorizados y por el otro la PROFEPA contradice, o bien rebota lo autorizado. ¿Por qué no coordinarse? ¿No existe entre ellos una línea de comunicación para armonizar lo autorizado con el traslado? Para armonizar las funciones de ambos organismos federales. ¿Por qué las autoridades estatales no intervienen para convenir una línea de coordinación para evitar los efectos contra los ejidatarios? ¿Será mucho pedir? ¿Qué tanta corrupción de estos dos organismos federales confrontan nuestros ejidatarios?

Fin de clases

Quizá no les llame la atención los tradicionales vicios del sector educativo, pero las contradicciones en su interior obstruyen el calendario escolar, no es nuevo ese procedimiento, viene de tiempo atrás. Según el calendario escolar, el próximo martes 15 de julio concluye el curso escolar 2013-2014, pero los resultados de los alumnos a las escuelas se solicitan con mucha anticipación, por ese cumplimiento los docentes concluyen sus programas y tareas escolares con esa anticipación solicitada por la misma institución educativa.

El área de control escolar, la instancia reguladora de los créditos educativos, de los resultados del aprovechamiento escolar, solicita esos resultados con casi un mes de anticipación a la fecha oficial del calendario escolar, por esa denominada contradicción luego se acosa a los maestros porque no atienden con sus tareas escolares a los alumnos. Estos llegan al hogar sin tares ni responsabilidad extrescolares. Los maestros responsables de organizar la ceremonia de fin del ciclo escolar son los únicos activos, entre ellos se reparten las tareas para esa festividad y la de entrega de resultados a los padres de familia. ¡Para todos feliz ciclo escolar 2013-2014! ¡Disfruten su descanso!

PD.- Tampoco quisimos insistir en los robos y extorsiones en la ciudad de Chetumal, esas acciones, ese rostro, ya no motivan ni a los mismos personajes de las policías. Ha dejado de tener relevancia hasta para ellos. ¡Pérfidos! ¿Cómplices?

PD.- Si el vaso no está limpio, lo que en él derrames se corromperá. Horacio (65 AC-8 AC) Poeta latino.

viborianus@gmail.com   Twitter:@viborianus   www.viborianus.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba