Columnistas

Rebelión en el PRI: Carlos Joaquín no firma

Teléfono Rojo

José Ureña
24 horas.mx
.

Era previsible la decisión, mas no la determinación.

El ex subsecretario de Operación de la Secretaría de Turismo (Sectur), Carlos Joaquín González, se ha negado a firmar la carta de unidad del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Eso ha retrasado el acuerdo por Quintana Roo.

No urge, pero tampoco debe desperdiciarse el tiempo y menos avizorar un conflicto de imprevisibles consecuencias para el partido del poder federal en las elecciones de junio.

En las pláticas tampoco se ha abierto una vía de salida, porque Joaquín González ha lanzado amenazas a quienes tratan de conciliar antes de llevar el caso ante Manlio Fabio Beltrones.

O lo postulan a él o el partido se equivocará y se habrá de arrepentir, les dice.

El incordio del ex alto funcionario federal molesta a la cúpula del poder porque ya es visto como una amenaza rayana en el chantaje y por lo tanto necesitada de una respuesta fuerte.

De cualquier forma, decíamos arriba, hay tiempo porque la postulación puede esperar hasta febrero.

Una salida conciliatoria para evitar la escisión del PRI sería designar a Eduardo Espinosa, alcalde de Chetumal, dada su cercanía con Joaquín González.

Pero sería ceder demasiado, opinan los intermediarios tricolores.

Sólo el PRI podría derrotar al PRI

En aras de convencer, los negociadores utilizan una advertencia:

–Sólo el PRI puede derrotar al PRI. No nos dividamos.

Tal vez no sea buena estrategia decirlo a quien presiona porque en este caso envalentona a Carlos Joaquín González y su grupo.

Pero en números tienen razón.

Entre las múltiples encuestas bajo consulta priista, todas favorables a ese partido, destaca la de Buendía & Laredo.

Da los siguientes números: 33% de intención del voto al PRI, 10% a Acción Nacional (PAN) y Morena, 9% al Partido Verde Ecologista de México (PVEM), 7% al Partido de la Revolución Democrática y 2% al Partido del Trabajo (PT) y a Movimiento Ciudadano (MC).

Por candidatos, los momios favorecen con 22 puntos al diputado federal José Luis Toledo, Chanito, a quien siguen con 13 el alcalde de Playa del Carmen, Mauricio Góngora y Joaquín González.

Es decir, Chanito está muy encima del ex subsecretario.

Enfrente los prospectos de la oposición no parecen tener opción:

Una eventual alianza entre PAN y PRD, con Luz María Beristain de candidata, sólo le daría 11 puntos.

Los mismos del polémico Gregorio Greg Sánchez (PT) y José Luis Pech, pejista de militancia.

Sin alianza, la panista Alicia Ricalde también obtendría 11% de los votos.

Como sea, vienen negociaciones difíciles para el PRI y Manlio Fabio Beltrones.

La reindustrialización de Yucatán

Mientras el mundo no sabe cómo salir de su añeja crisis, se avecina la inundación petrolera con Irán y el dólar asciende en sus máximos, da gusto conocer proyectos de mediano plazo.

Ayer, por ejemplo, el gobernador Rolando Zapata anunció inversiones por casi dos mil millones de pesos en Yucatán y la generación de cinco mil empleos.

Dijo ante el secretario de Turismo y representante presidencial, Enrique de la Madrid:

“2016 debe ser un buen año para nosotros. Es cierto que la economía global presenta riesgos complejos y que se reflejan en las proyecciones nacionales, pero también es cierto que podemos capitalizar el modelo de desarrollo derivado de las reformas estructurales que ha consolidado nuestro Presidente.

“Los momentos complejos son momentos clave para el que está preparado. Yo sé que Yucatán está preparado”.

Informe tras informe –y ayer fue su tercero– Zapata anuncia inversiones.

En el segundo confirmó mil 200 millones de pesos para retomar el pasado cervecero del estado, proyecto ya supervisado por el presidente Enrique Peña, y avanzar en el programa de reindustrialización, como le llama.

El país sería distinto con 32 gobernadores así.

Link:

http://www.24-horas.mx/telefono-rojo-rebelion-en-el-pri-carlos-joaquin-no-firma/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba