Columnistas

Riesgoso, pero ya tenemos quién nos defienda

Elder Vega Martínez
Twitter: @eldervega
Email: elderalbertovega@gmail.com

Conclusión

Demoledora y patética es comprobar cómo México llega tarde a todo, y cuando se toman medidas para compensar ese retraso hay sectores que se desgarran las vestiduras.

Lleva más o menos una década la presencia del Ejército y la Armada en tareas que no le competen, como combatir el narcotráfico y el crimen organizado.

Sin embargo, muy pocos en el sistema político se preocuparon por tomar medidas efectivas para que el poder civil recobrara el control, y los militares volvieran a sus cuarteles.

En vez de preparar a las fuerzas policiacas, Gobernadores y secretarios de Gobierno dejaron que estas se corrompieran y que las fuerzas castrenses las suplieran.

En vez de poner fin a cacicazgos, semilla al fin de la ilegalidad, el poder civil se dedicó a dar al pueblo “pan y circo” y a ofrecer una faramalla de “buen gobierno”(?).

En vez de reducir las zonas sin control de sus respectivas jurisdicciones, los gobernantes dejaron a poblaciones más distantes a merced de infractores de la ley.

En vez de fomentar la procuración de justicia se “ahogó” a esta en el estercolero de la corrupción y, en vez de apegarla a Derecho, fue vendida al mejor postor.

En vez de meter a la cárcel a los pillos, se prefirió encarcelar o mediatizar a inocentes, creando un aberrante e indeseable clima de impunidad.

¡Y lo más criminal!, en vez de procurar que los recursos asignados se tradujeran en una mayor seguridad, el poder civil hizo gala de inaudito derroche.

Y no solamente eso, sino que: Las policías son utilizadas para proteger a funcionarios y ex funcionarios, en lugar de ponerlas al servicio de una comunidad cada vez más desamparada.

Los gobiernos estatales y locales, más preocupados por aumentar la recaudación de impuesto predial y otros derechos, permiten el crecimiento de zonas urbanas cuya seguridad no está garantizada.

Mientras tanto, el poder federal ha permanecido como “invitado de piedra” ante tanta irresponsabilidad, más interesado en ganar elecciones que en servir sin cortapisas.

Hoy, a finales de 2017, cuando tenemos a un poder constituido acorralado por las mafias de las drogas y el crimen organizado, son aprobadas medidas que hace décadas debieron de adoptarse.

Porque hará una década que los militares salieron de los cuarteles para combatir el crimen, pero la impunidad tiene una mayor antigüedad.

Y desde luego, sin policías municipales capaces de defendernos y estatales sin la preparación ni el armamento adecuado, hay que recurrir al Ejército como única opción.

Pero claro, civilistas por excelencia —taimados por querer utilizar imaginariamente al Ejército como “escudo” personal o de grupo— ponen el grito en el cielo al ser aprobada dicha ley.

El actual Gobierno, desesperado por la situación imperante y obviamente presionado por las Fuerzas Armadas, ha tenido que responder con el nuevo ordenamiento.

Sabedores de que “el que hace la ley hace la trampa” y de que “el camino al infierno está empedrado de las mejores intenciones”, debemos admitir que todo puede pasar con la citada legislación.

Lo mismo se pueden dar episodios de autoritarismo y brutal represión, que lecciones de ejemplar conducta para combatir la irracional violencia que afecta al país.

Nada más resta decir que había que hacer algo para regular las funciones de las Fuerzas Armadas en el combate al crimen, y el Gobierno ha respondido con tal ley.

Si las cosas no salen bien, ojalá que a la hora de evaluar las consecuencias salgan a relucir los nombres de todos los responsables desde el 2006.

Por ejemplo:

— Los integrantes de las legislaturas LX, LXI, LXII y LXIII (esta última, por actuar tardíamente y aprobar la ley “al vapor”, de forma irresponsable.

— Los Gobernadores de los Estados en ejercicio del 2006 al 2018 (pues tardará en entrar en vigencia el nuevo ordenamiento).

— Las corporaciones policiacas y Procuradurías estatales que se desempeñaron en el citado lapso.

— El aparato del Poder Judicial —jueces locales y federales—, que con absurdas y corruptas decisiones evitaron que la ley alcanzara a delincuentes.

— Los secretarios de Gobernación y titulares de organismos policiacos federales que permitieron el crecimiento del crimen organizado.

— Las autoridades de otras dependencias que, por comisión u omisión, provocaron el avance galopante de la corrupción.

Como se observa, es amplia la lista de responsables que han puesto al país en la disyuntiva de entregarse a los designios del crimen organizado o de los militares. Y ante tal decisión, la última es menos mala, pese a las consecuencias indeseables que pudiera provocar.

En lenguaje comprensible, ya tenemos quien nos defienda, ante un crimen organizado que sólo aplica el lenguaje de la muerte y el terror.

EL ANDARIEGO

En el cada vez más desdibujado municipio capitalino de Quintana Roo, que lleva por nombre Othón P. Blanco (OPB), nombres van y nombres vienen para poner fin a la administración municipal de Luis Alfonso Torres Llanes, que lo mismo sueña con…

*) Un obsequio de Santa Claus —competir por una diputación federal representando a la coalición PRD-PAN que lo postuló para el cargo donde hoy está.

*) Que con un premio de consolación —competir de nueva cuenta para reelegirse como munícipe del endeudado Othón P. Blanco, cuya capital está cada vez más maltrecha, entre muchos rubros, en seguridad pública y servicios públicos. Qué decir en comercio, industria, turismo, cultura, etc., donde el “Farolito” del inolvidable pianista y compositor Agustín Lara no alumbra ni apenas las calles desiertas.

Sin embargo, son contados los personajes que con su legajo político inspiren confianza y esperanza para el municipio othonense, cuyos habitantes demandan una demarcación que no dé más vergüenza y lástima y sea impulsada hacia mejores proyecciones.

Ellos son, mencionados en orden alfabético, los priístas Cora Amalia Castilla Madrid y Pedro Flota Alcocer, el perredista Roger Peraza Tamayo y un ex-candidato del PAN a diputado federal, Luis Antonio Protonotario Sabido, al cual su partido, no se puede soslayar, le jugó tan chueco que renunció al mismo y hoy Morena lo está “enamorando” para tenerlo entre sus filas.

En este orden, comentemos:

Aun cuando los priístas resultaron los apestados en las últimas elecciones en Quintana Roo, Cora Amalia tiene a su favor ante el electorado que como máxima autoridad othonense no dejó endeudado al municipio.

Y no sólo eso: Al entregar la estafeta a Andrés Ruiz Morcillo lo hizo sin dejar pendientes de pago a proveedores.

¿Cómo le hizo?

Tuvo el tino de aplicar una drástica disciplina presupuestal y supo sacar provecho a su habilidad, sin desparpajo, de tocar puertas y abordar donde fuera a funcionarios de la esfera federal que podían liberar recursos de programas específicos al municipio.

Muy comentado fue, por ejemplo, la ocasión en que quitada de la pena se presentó a un restaurante de Ciudad de México donde se encontraba Manlio Fabio Beltrones, entonces presidente de la mesa directiva del Senado, para que la escuchara.

Tal destreza le permitió como alcaldesa cumplir con obras prometidas a los othonenses —tanto a los que habitan en el medio rural como a los que residen en Chetumal—, y pujó para que la comunidad pesquera de Mahahual empezara a ser conocida como destino turístico como el “Diamante del Sur”, nombre que le puso también a la Feria mejor conocida como Expofer, como complemento de promoción de desarrollo económico y turístico del Sur de Quintana Roo.

Hoy Cora Amalia es delegada del ISSSTE en Quintana Roo gracias a la habilidad innata de cultivar relaciones en el Centro que como política no la hagan depender de sus vínculos con el gobernante en turno y hoy día, si algo le ha faltado y juega en su contra, es hacer lo propio con colaboradores que le han acompañado en gran parte de su vida política, como los que lo hicieron en su encargo como munícipe othonense, y que, más allá de la simpatía y lealtad que aún le guardan pública y en petit comité, le resultaron eficientes y eficaces.

Y Cora Amalia debe de hacerlo antes de que sea demasiado tarde porque no sabe cuándo los va a necesitar de nuevo.

Por su lado, Pedro Flota Alcocer es otro priísta que está pagando las consecuencias de la derrota del PRI en los comicios de junio de 2016 y lo etiquetan de “Borgista” —principalmente los antagonistas del tricolor, por supuesto—, cuando en realidad es más militante de la institucionalidad y el servicio público que del gobernante en turno.

¡Bueno!, su trayectoria política así lo refleja y prueba… Los antecedentes ¡ahí están!, dicen más de mil palabras.

Flota Alcocer incursionó en la política quintanarroense en el sexenio de Pedro Joaquín Coldwell —actual Secretario de Energía y hermano del ahora gobernador quintanarroense Carlos Manuel Joaquín González—, y fue invitado por los cinco gobernantes siguientes a colaborar igualmente con ellos.

¿Se le puede etiquetar entonces con algún ex-mandatario?

Es obvio que por su pericia en el servicio público, es por lo que fue llamado a colaborar también con Miguel Borge Martín, Mario Villanueva Madrid, Joaquín Hendricks Díaz, Félix González Canto y Roberto Borge Angulo.

Con Pedro Joaquín encabezó en la entidad los cuadros juveniles de uno de los apéndices del PRI —la Confederación Nacional de Organizaciones Popular, CNOP—, además de que fue uno de los cuadros sobresalientes de la dirigencia juvenil del propio partido tricolor.

Con Miguel Borge Martín fue delegado del CREA y como tal procuró que las otrora Villas Juveniles de la institución en la zona hotelera de Cancún vivieran sus mejores momentos. Quienes recuerdan haberlas ocupado en ese entonces aseguran que las instalaciones no tenían nada qué pedirle a un hotel de cuando menos 4 estrellas.

Con Mario Villanueva Madrid —sexenio en que el “Borgismo” apestaba como ahora— recibió confianza a secas, con reservas, y acabó por colaborar en plena comunión con él e hizo lo propio con uno de los hombres fuertes del “Villanuevismo”, el hoy desaparecido pero súper entrañable Enrique Alonso Alcocer.

Cuando este último fue presidente municipal —aún se le añora por el excelente trabajo que desplegó en favor de Othón P. Blanco e hizo extensivo su sucesor Javier Díaz Carbajal—, Flota Alcocer aceptó apuntalarlo en la dirección municipal del DIF.

Con Joaquín Hendricks Díaz, Flota Alcocer fue Subsecretario y Secretario general de Gobierno.

Con Félix González Canto fue director general de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) y Secretario de Seguridad Pública.

Y ya con Roberto Borge Angulo fue Director del Instituto de Fomento a la Vivienda y Regularización de la Propiedad y presidente estatal del PRI, hasta que recibió la oportunidad de ser representante popular y, ya electo como tal, convertirse en presidente de la Gran Comisión de la XIV Legislatura.

Tiene a su favor, en orden de importancia:

*) Haber reducido en 50% la deuda que heredó en CAPA. Cuando recibió este organismo de manos de Andrés Ruiz Morcillo recibió también una deuda, valga la redundancia, de $630 millones de pesos que supuestamente se invirtieron en el drenaje profundo de Chetumal.

*) Haber sido uno de los mejores Secretarios de Seguridad Pública de Quintana Roo, cuando poco se daba por él para el cargo. Fueron sonados los golpes de la corporación contra el narcomenudeo —especialmente el que daña a centros escolares de adolescentes y jóvenes— y mantuvo a raya a la delincuencia organizada en los destinos turísticos de la entidad, donde las narco-ejecuciones, como es del dominio público, están a la orden del dia.

Las estadísticas son más que claras, tienen más peso que el comentario de este analista servidor suyo.

A final de cuentas, Flota Alcocer cumplió una actuación tan digna como Salvador Rocha Vargas, como no pudieron hacerlo el Vicealmirante Miguel Angel Ramos Leal, el General Carlos Bibiano Villa Castillo, y otros más con profesiones ajenas a la milicia.

*) Y, entre otros tantos puntos a favor, jamás haber caído en la represión. Ni como Secretario General de Gobierno ni como Secretario de Seguridad Pública.

Memorables son las encendidas manifestaciones de Antorchistas y Cañeros, así como el conflicto de taxistas en Cozumel y protestas diversas que “coqueteaban” con la violencia.

En todos estos casos prevaleció el diálogo que condujo a soluciones, cuando lo más fácil hubiera sido emplear a las fuerzas del orden para disolverlas, como aún ocurre en algunas entidades del país.

Flota Alcocer no es, por supuesto, un dechado de virtudes, pero nada de otro mundo que no pueda enmendar.

Si se inscribiera al programa de concurso televisivo “El rival más débil”, para sobrevivir tendría que retomar ampliar su espectro de roce con la población othonense —desde luego la chetumaleña y miembros de agrupaciones de profesionistas—, reinventarse en el trampolín juvenil del que se impulsó hacia la política y no asfixiarse en una burbuja de convivencia cotidiana.

Ampliamente conocido es el golpeteo mediático e incluso político que sufre hoy como todo el que ocupó algún espacio en el sexenio de Roberto Borge Angulo, pero todos esos méritos no pueden ser opacados por el “teledirigido” e incluso financiado “bombardeo” en redes sociales por parte de gente que se evidencia como más canalla que malintencionada.

Pasemos ahora con Roger Peraza Tamayo, actual secretario del Ayuntamiento de Othón P. Blanco.

Antes de esta posición ya había sido regidor, siempre por el PRD, y crítico líder magisterial del SNTE, especialmente de Elba Esther Gordillo Morales como lideresa que fue de este sindicato.

El liderazgo de Peraza Tamayo entre los maestros se fortalece con el Movimiento Ciudadano y Magisterial A.C., siendo del mismo presidente.

Hoy que es secretario de la Comuna othonense, la simpatía con él se ha acrecentado hasta las áreas rurales.

Se le conoce por aguerrido y por no andar con falsedades.

Se le conoce por ser de izquierda y cobrar con la mano izquierda, no como muchos que se dicen de izquierda pero que cobran con la mano derecha.

En los seis primeros meses del año y tres meses que ya va a cumplir Luis Alfonso Torres Llanes como presidente municipal de Othón P. Blanco, Peraza Tamayo sacó de muchos aprietos al Edil, la mayoría generados por la inexperiencia de colaboradores de este último.

Sin embargo, alrededor de marzo de este año, faltando en ese entonces nueve meses para los tiempos políticos, Peraza Tamayo empezó a ser visto por Torres Llanes como un peligro de tener que buscar la reelección —en caso de no concretarse su deseo de jugar por una diputación federal—, de ahí que el munícipe decidió “congelarlo” y le retiró atribuciones de confianza como autorizar apoyos sociales a quienes realmente lo requieren y hasta permisos para kermeses.

Y lo que en supuestos tiempos de trabajo en unidad provocó el primer Edil con su inseguridad en el propio papel que desempeña y, por ende, en su cartel político —muy debilitado por cierto por incumplimiento de infinidad de promesas de campaña tanto en alcaldías como en colonias populares de la capital del Estado—, es abrir otro frente más que, con los tiempos políticos encima, ya no le será posible tapar.

El supuesto debilitamiento de Peraza Tamayo desde la silla de la secretaría del Palacio de la Avenida Obregón de Chetumal es sólo aparente, pues no ha dejado de cabalgar lo mismo en Chetumal que en las alcaldías que lo que avanzan en un trienio o dos si acaso de buen gobierno se rezagan cuando esta cadena la rompe uno malo o pésimo.

Está más que empapado del sentir de los othonenes sobre la política y los políticos a prácticamente un año y tres meses de la renovación de autoridades en el Estado y el municipio, lo que abona más a su legítima aspiración de ser primera autoridad en OPB.

Lo que se puede esperar de él —coinciden quienes lo han tratado—, es que no promete lo que no será.

Ahora bien. Lo que tiene en contra Peraza Tamayo, además de lo ya expuesto, es su rostro adusto cicatero en sonrisas —que al momento genera una impresión equivocada en quien lo trata de manera superficial o por vez primera—, y quizá el no contar aparentemente con un equipo sólido y redondo de trabajo.

Si el PRD no le falla… Si el PRD valora sus tantos años de militancia con disciplina sin pedir nada a cambio e incluso sacrificándose por lo que en su momento supuestamente le ha convenido al solaztequismo en alianza con Acción Nacional…. Si el PRD invierte en él lo que el PRI invertirá en su candidato con tal de recobrar el Palacio de la avenida chetumaleña Alvaro Obregón y lo que Morena seguramente hará de igual manera con adquisiciones en el “draft” de saltimbanquis –más cartuchos quemados que valiosos-, seguramente veremos a Peraza Tamayo como candidato legítimo del solaztequismo a la presidencia municipal de OPB y, por qué no, como primera autoridad de un municipio que no pinta (de azul) ni da color (de amarillo) desde que “rechazó” metafóricamente la tonalidad tricolor.

Peraza Tamayo tiene con qué competir con candidatos que postule el PAN o el PRI, si fuera lo contrario no hubiera sido víctima también, hace pocos meses, de despreciable campaña en su contra.

El cuarto personaje, el joven empresario de la industria panificadora y académico, Luis Antonio Protonotario Sabido, no cuenta con más legajo político que una contienda electoral por una diputación local, pero el ángel que le ha hecho compañía hasta ahora le retribuyó copiosa votación en su hasta ahora única experiencia electoral.

En los comicios de 2013, como candidato del PAN a diputado por el II Distrito, cayó con el pie derecho, a pesar de haber caído. Ya luego decidió abandonar las filas del blanquiazul con el argumento de querer dedicarse a actividades académicas, aunque en realidad lo hizo desilusionado y decepcionado por el supuesto modo caprichoso y unilateral con el que ejercía el liderazgo estatal de Acción Nacional el ahora presidente de la Gran Comisión de la XV Legislatura, Eduardo Arcila Martínez.

En dicha demarcación, el Protonotario Sabido obtuvo 9 mil 968 votos contra 14 mil 105 de la priísta Maritza Medina Díaz. En la competencia por este Distrito, Acción Nacional no se aplicó en el cuidado de casillas, además de que voluntarios y gente supuestamente comprometida con el otrora candidato para esta tarea le fallaron también.

Tras la jornada electoral se habló de que se “embarazaron” urnas a favor de Medina Díaz y que, por lo tanto, los 4 mil 137 votos que le daban el triunfo a la candidata priísta no reflejaba la competencia real en el II Distrito.

Hoy, Morena desea hacerse de ese político que pertenece a conocida y apreciada familia chetumaleña para lanzarlo como su candidato a presidente municipal. Lo que tiene a su favor Protonotario Sabido es que no tiene cola que le pisen -su imagen ante los othonenses y los chetumaleños está incólume-, y la experiencia de su primera competencia política.

De decidir retornar a la arena política lo hará con la ventaja de no tener en contra elementos de cuestionamiento sobre su pasado o presente que deriven en un desgastamiento.

Y lo hará también con el reto de no perder piso ni tropezar de nuevo con la misma piedra. Siendo explícitos, no deberá de rodearse de gente que no es de fiar ni de consejeros o asesores inexpertos en cuestiones electorales y en la proyección de un plan de gobierno factible de ejecutar por un equipo de hombres probos y capaces en menesteres del servicio público.

Ya para concluir: El municipio de Othón P. Blanco, aun quebrado, es codiciado por much@s para gobernarlo, pero poc@s irradian en su foja política confianza y esperanza es buenas administraciones, como las muy pocas que ha tenido desde que su capital Chetumal dejó de ser zona libre o bien para devolverle la lozanía que deslumbró a tantos visitantes en romerías en esos inolvidable y añorados tiempos de bonanza.

… Punto.

Hasta enero de 2018, con el favor del Gran Arquitecto del Universo, atento y gentil lector, al menos que algo notable en estas vacaciones de fin de año amerite algún comentario extraordinario en este su espacio.

En tanto, disfruta mucho el próximo domingo 24 lo más valioso en compañía de tu familia y seres queridos, tengan juntos momentos que se graben en el corazón, recuerden momentos especiales, piensen en personas que queremos –algunas las tenemos cerca, algunas más ya se fueron-, y volvámonos a ver en 2018, año en el que juntos saldremos adelante y haremos crecer el espíritu, la mente y el corazón mismo.

¡Feliz Navidad y Próspero 2018!

Un comentario

  1. ELDER: QUE AGRADABLE ENCONTRAR UN PUNTO DE VISTA SIMILAR A LO QUE PIENSOY LO EMITIDO POR TU PERSONA EN TORNO A LA LEY DE SEGURIDAD.RAZONAMIENTOS BIEN SEÑALADOS Y BASADOS EN LA REALIDAD QUE SE VIVE EN NUESTRO QUERIDO MÉXICO.EFECTIVAMENTE HAY QUIENES TIENEN PUNTOS DE VISTAS CONTRARIOS PERO SIN RAZONAMIENTOS;LOS HECHOS DEMUESTRAN QUE SE TIENEN RESULTADOS MEJORES CON AUTORIDADES MEJOR PREPARADAS PARA AFRONTAR LA DELINCUENCAI Y SIN QUE VALOREN LO QUE MUCHAS PERSONAS PIDEN QUE EL EJÉRCITO NO DEJE DE VIGILAR LAS POBLACIONES PORQUE SE SIENTEN MAS SEGURAS.ENHORABUENA MERECES RESPETO POR TUS ASEVERACIONES.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cinco =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba