Columnistas

Tras la pausa por la encuesta morenista

*Este es el primer epígrafe de la bola de cristal de 2022 mío caro leedor en el le deseo un cúmulo de parabienes: salud, paz y prosperidad. -Feliz y Próspero Año Nuevo amable 4to lector (a) de esta bola reveladora. 

En diciembre pasado en Morena de Quintana Roo no hubo, no hay, ni puede haber espontaneidad de quienes coincidieron aspirar a la candidatura fuera de la definición de servir a la 4ta Transformación -emblema de AMLO- se eligió a Mara Lezama como coordinadora representativa de la 4T y, aun con el resultado de la encuesta a su favor, hubo antagonismo de los grupos afines a los finalistas emprendiéndole fuego amigo a Mara.

En los albores de la navidad pasada en Morena ya había resultado ganadora -al final de la encuesta morenista- la alcaldesa de Cancún, BJ, Mara Lezama Espinosa, por ser la más posesionada en los resultados de medición salió ostentando la coordinación de la 4ta. Transformación Republicana mientras en el Ieqroo se constata la candidatura oficial de Morena y sus aliados Verde-PT-MAS a la gubernatura de Quintana Roo.

En la panadería local antes del cierre del año -que recién pasó- resultó la propuesta del PAN a la candidatura a gobernador la senadora, Mayuli Latifa Martínez Simón, de formación doctrinaria del partido albiceleste con la visión de transformarla en la candidata del conciliábulo sacro-profano PAN-PRD en Quintana Roo- quedando fuera el PRI que se auto descartó del otrora amarre opositor a la 4T ahora el tricolor irá solo al proceso 2022 aunque algunas figuras tricolores han declarado que les va hacer falta el concilio opositor.

Para el concordato PAN-PRD -sin el PRI- hasta el cierre del pasado año- con la dispensa que aún no son los tiempos marcados por el árbitro electoral están pendientes en la palestra dos aspirantes perredistas, Julián Ricalde Magaña y Gerardo Mora Vallejo y, también, se ha mencionado proponer como figuras externas, a la diputada federal, Laura Fernández Piña o al actor hotelero, Roberto Palazuelos Badeaux.

El último aliento de vida priista en el Estado es el proceso electoral 2022 -como prueba de fuego- tiene como estímulo la aspiración de volver al triunfo con la esperanza que el electorado quintanarroense vuelva los ojos a la otrora aplanadora tricolor postulando a una mujer priista, -si la decisión es con la paridad de género- el PRI iría con Cora Amalia Castilla  Madrid o Leslie Hendricks Rubio o la misma dirigente estatal del PRI, Candy Ayuso Achach, con la esperanza de desarrollar la confianza al tricolor en un tiempo distinto al pasado ahí están dos las figuras tricolores varones, Arturo Contreras Castillo y Filiberto Martínez Méndez.

La esperanza de los quintanarroenses obliga a visualizar las nuevas realidades y a repensar la nueva interacción entre los partidos políticos de derecha e izquierda PAN-PRD –hostiles por naturaleza- con el derecho a una democracia plena o no se logrará repitiendo los mismos errores del pasado -tropezando con la misma piedra- porque los tiempos no son los mismos que los de antaño.

Pretender construir un Quintana Roo, todos en esa misma mística, con la fortaleza para reconstruir un estado anímico desafortunado por el paso de la letal pandemia Covid-19 -que no ha pasado- agobiando a los quintanarroenses y solo dependerá de la disposición de aceptar con el sufragio democrático a  las figuras electas que nos representarán de cualesquiera de los actuales partidos políticos entonces, va a resultar Quintana Roo con desarrollo y bienestar de esta entidad maya-caribeña y su gente.

Mientras. -No hay nada para nadie- apenas es el inicio del proceso. -Comenzando-.

*El Caballero Andante apura a su escudero: -Vamos cabalgando de prisa Sancho Panza para no perdernos el arranque del proceso electoral que está por iniciar en Quintana Roo.

En el vitral de la Bola de Cristal

A pesar de que se registra un incremento en el número de contagios, Quintana Roo mantiene el semáforo epidemiológico en verde del 3 al 9 de enero, pues se ha logrado controlar las hospitalizaciones, reducir los casos graves y disminuir el número de defunciones, informó el gobernador, Carlos Joaquín.

Sin embargo, exhortó a la población a reforzar las medidas preventivas para evitar el crecimiento descontrolado de contagios por covid-19 en el contexto de las fiestas decembrinas y de la llegada de turistas nacionales e internacionales.

Asimismo, expresó que, en los últimos días en Quintana Roo se ha registrado un incremento importante principalmente en Benito Juárez, Isla Mujeres, Tulum y Solidaridad, pero sin estar en el mismo escenario que a finales de 2020.

“Contamos con un alto porcentaje de personas vacunadas; tenemos medidas eficientes de protección sanitaria; nuestros médicos han adquirido la experiencia suficiente para atender la enfermedad; y todos conocemos cuáles son las acciones más eficaces para luchar contra el virus” afirmó.

El gobernador de Quintana Roo, reconoció que es cierto que la nueva variante ha representado un crecimiento en el número de personas que contraen la enfermedad, pero también es cierto que este aumento no se ha visto reflejado en el número de hospitalizaciones.

En un mensaje que dirigió a la población, Carlos Joaquín exhortó a no bajar la guardia y “mucho menos confiarnos”, razón por la que en las últimas semanas se han puesto en marcha diferentes acciones que ayudan a cuidar la salud de todos.

Entre estas acciones a las que se refirió el gobernador quintanarroense se encuentran el fortalecimiento de la vacunación, establecimiento de una red de vigilancia epidemiológica en escuelas y hoteles, filtros en los puntos de entrada al estado.

Asimismo, subrayó que el Instituto de Movilidad tiene la instrucción de establecer la obligatoriedad del uso del cubrebocas a bordo del transporte público, incluyendo taxis, autobuses, mototaxis, vans y camionetas y las personas que no porten correctamente el cubrebocas, serán acreedores a multas y detenciones.

Añadió que para la realización de eventos masivos, todos -asistentes y organizadores- deben presentar pruebas COVID negativos o certificados de vacunación y deben llevarse a cabo en espacios abiertos, con cubrebocas y respetando los límites de aforo.

El gobernador Carlos Joaquín dejó claro que la lucha contra el coronavirus no es una batalla de unos cuantos, sino que se libra con la participación de todas y de todos.

“Gracias al esfuerzo de Gobierno y Sociedad, estamos consolidando la recuperación económica sin poner en riesgo la salud de nuestras familias”, puntualizó

Reiteró el llamado a toda la población, para cuidar y proteger “a las personas que más queremos”, que sigue siendo muy importante usar cubrebocas en establecimientos y espacios públicos; limitar la cantidad de asistentes a una reunión; utilizar espacios al aire libre; hacer reuniones de corta duración; permanecer en un solo lugar con la familia más cercana; mantener la música a volumen moderado, recordar que, al salir de casa, es necesario cuidarse el doble; lavarse frecuentemente las manos y mantener la sana distancia.

Además, es importante que, al acudir al mercado, al tianguis, súper o centros comerciales, en horarios con menor concurrencia.

Finalmente, insistió en que, si se presentan síntomas, o estado en contacto con alguien que tiene Covid, es necesario hacerse la prueba, que, si es positiva, actuar de forma responsable: aislarse y avisar a todas las personas con las que se tuvo contacto, así como acudir al médico y evitar automedicarse.

Ante este panorama, el gobernador Carlos Joaquín dio a conocer el comportamiento de las curvas de contagio por covid-19 en los municipios del estado y la actualización del color en el Semáforo Epidemiológico Estatal.

Durante la semana del 3 al 9 de enero próximo, Quintana Roo se mantiene en color verde en el Semáforo Epidemiológico Estatal, pero con la aplicación estricta de las medidas de prevención sanitaria.

De nueva cuenta, el gobernador de Quintana Roo explicó que el color del Semáforo se debe a una combinación de criterios científicos y estadísticos. Es importante destacar que se encuentra en verde, gracias a que hemos logrado controlar las hospitalizaciones, reducir los casos graves y disminuir el número de defunciones.

Advirtió que se corre el riesgo de cambiar de color si sigue incrementando el número de contagios.

“Mantener este equilibrio en las próximas semanas, depende de qué tanto podamos conservar un comportamiento ejemplar, sin exponernos a riesgos innecesarios, que además de llevarnos de vuelta al amarillo, al naranja o al rojo, pueden costarnos el progreso económico y la salud de nuestros seres queridos” afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba