Notas

Escuelas condicionan la entrega de boletas

Cancún, 16 de julio.-

Pese a que los reglamentos en la materia establecen que las denominadas cuotas voluntarias escolares deben solicitarse 15 días después del inicio de cada ciclo escolar, algunos planteles del nivel básico y medio-superior del estado están incurren en la solicitud irregular de dichos cobros, con la presión de no entregar boletas de calificaciones o no inscribir a los estudiantes en el siguiente ciclo, lo que constituye un jugoso negocio para los directores de escuelas y los presidentes de las mesas escolares de padres y tutores, indicó el presidente de la Asociación de Padres de Familia en Benito Juárez, Raúl Lara Quijano.

El representante de los paterfamilias exhortó a los papás a no aportar un solo peso por cuotas anticipadas y a denunciar este tipo de atropellos a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH).

Como ejemplo, citó la situación que se vive en la secundaria «Ricardo Flores Magón» de la Región 92, donde desde el 11 de febrero pasado, se solicitó a su director informar sobre el manejo de los recursos aportados por los papás, al existir un fraude por 15 mil pesos, de lo que a la fecha, el presidente de la correspondiente asociación de padres de familia, Armando Castillo Montejo, no ha rendido cuentas.

No obstante, desde el día 22 de junio se están exigiendo aportaciones de 300 pesos por alumno, para dar cauce al proceso de inscripción al siguiente curso; Raúl Lara abundó que no debe darse este tipo de cobros al haber de por medio un fraude no aclarado y porque Armando Castillo, debe  abandonar su cargo una vez iniciado el curso 2015-2016.

Otro caso de desacuerdo en el pago de cuotas escolares, al que hizo referencia, fue el ocurrido ayer miércoles en la escuela primaria «Independencia» de la colonia Avante, donde el director escolar exige el cobro indebido de100 pesos por estudiante, ante lo cual dijo, debe intervenir con «mano dura» la Secretaría de Educación del estado.

Lamentó que en el caso del nivel medio-superior, estas cuotas adquieren un carácter de mayor obligatoriedad, lo que deriva en que existan jóvenes que deben abandonar sus estudios o incursionar prematuramente en el marcado laboral, para poder costear sus estudios en escuelas del sector público, donde deben pagar un promedio de mil 200 pesos de inscripción semestral y 800 pesos de cuota.

Finalmente, puso en claro que no está en contra de las aportaciones económicas de los papás en las escuelas, cuyo funcionamiento adecuado debe darse bajo  el control y la transparencia que merecen.

Raimón Rosado (Quequi)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba