Notas

Incurre funcionario chetumaleño en tráfico de influencias

CHETUMAL, 19 de mayo.-

Incurriendo en un probable caso de tráfico de influencia al verse beneficiado de manera personal, el director de Desarrollo Turístico del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, Ernesto Parra Calderón, promovió y presentó ante el Instituto Municipal de la Economía Social (Imes) el proyecto  “Aventourismo” en el ejido La Unión,  del cual forma parte.

Según la información aportada por el Instituto Municipal de Economía Social  (IMES), “Aventourismo” surge de la dirección de Desarrollo Turístico para detonar la zona de La Unión, donde se ubica el cenote del Cocodrilo Dorado.

parra calderonLos interesados, dentro de los que se encuentra Parra Calderón, presentaron el proyecto al Inaes para su aprobación y obtención del financiamiento de 250 mil pesos, cantidad requerida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), para efectuar la manifestación de impacto ambiental en el área donde se pretende concretar el campamento general.

De aprobarse, el próximo año los participantes estarían ya en posibilidades de construir un parque ecoturístico apegado a las normas ambientales correspondientes.

“Aventourismo” realiza desde hace un par de años actividades de campismo, acuáticas, rappel, expediciones de aventura, entre otras.

Este proyecto ecoturístico no es el único al que está vinculado Parra Calderón.  El funcionario municipal también participa de manera directa en el negocio denominado “Mayan World Adventures”, el cual también opera en La Unión, en la ribera del río Hondo.

Incluso en su cuenta de Facebook aparece el número de celular personal del funcionario para brindar información a los interesados sobre los costos y las actividades que ofrecen.

De hecho, estudiantes de la carrera de la Licenciatura en Turismo de la Universidad de Quintana Roo (Uqroo), han manifestado que Parra Calderón, se ostenta como el promotor directo de “Aventourismo”.

Según el artículo 221 del Código Penal Federal comete tráfico de influencia: El servidor público que por sí o por interpósita persona promueva o gestione la tramitación o resolución ilícita de negocios públicos ajenos a las responsabilidades inherentes a su empleo, cargo o comisión, que produzca beneficios económicos para sí o para cualquiera de las personas a que hace referencia la primera fracción del artículo 220 de este código.

Al que cometa el delito de tráfico de influencia, se le impondrán de dos años a seis años de prisión, multa de treinta a trescientas veces el salario mínimo diario vigente en el distrito federal en el momento de cometerse el delito y destitución e inhabilitación de dos años a seis años para desempeñar otro empleo, cargo o comisión públicos.

Fuente: Juan Palma (QUEQUI)

3 comentarios

  1. recomiendo chequen el estatus del terreno donde se pretende desarrollar el proyecto ya que este es ejidal y en años anteriores gestiono y recibio dinero para este mismo proyecto pero por problemas de indole ejidal no pudo operarlo pero si realizo inverciones en el. por otra parte esto es caracteristica de este tipo ya que aprovecha cualquier oportunidad para jalar dinero

  2. Fuente: el QUEQUI, del metrosexual Pepe Gómez, dedicado a extorsionar políticos y al que no cede, punta de periodicazos. Todo sea por el peirodismo honesto, combativo y transparente. Ajá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba