Notas

Millonario botín desde Sintra

Cancún, 14 Mar

(Por Esto Q Roo).

A más de 80 millones de pesos se calcula la recaudación que ha tenido la Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra) de la mano de Jorge Portilla Manica y Alejandro Ramos Hernández, en su afanosa “cacería” en contra de operadores de la plataforma Uber en los últimos meses, aunado a una importante suma adicional que le corresponde a las diversas empresas de grúas que forman parte de este “negociazo” del gobierno del estado, pues hay quienes cobran 4 y hasta 7 mil pesos por arrastre.

Esto, convierte los operativos de esta dependencia en un verdadero botín donde al día se establece la detención de entre 10 y 15 unidades a través de los conocidos “cuatreros”, a quienes les pagan por “poner” a los operadores de Uber para que sean infraccionados.

Durante este lunes, a manera de represión por los señalamientos que se han vertido en contra los responsables de Sintra, éstos dieron la orden de incrementar la “cacería” por la ciudad, y desde temprana hora montaron una trampa en plena Zona Hotelera a donde misteriosamente estuvieron dirigidos algunos servicios contratados por “cuatreros”.

Y es que gracias este tipo de acciones que han impuesto a conductores de la plataforma Uber, la Secretaría de Infraestructura y Transporte de Quintana Roo (Sintra) se ha echado a la bolsa en los últimos meses más de 80 millones de pesos por las multas que aplican, ya que algunas son de 60 mil pesos, a los reincidentes 80 mil y si es una tercera vez, la cifra supera los 90 mil pesos para poder sacar el auto del corralón.

Pero adicionalmente, en cada “operativo”, los inspectores de Sintra disponen, a su conveniencia, el uso de varias grúas de diferentes empresas que hacen “sitio” en áreas cercanas a donde se dispone instalar algún retén.

Esto, para asegurar que en menos de 10 minutos dicha grúa esté presente y enganche inmediatamente el auto y/o los autos de Uber, ya que en la mayor de las veces una misma camioneta se lleva dos vehículos, pero a cada uno le cobran un servicio independiente.

Durante el retén que se instaló en la Zona Hotelera, personal de Sintra se sorprendió al ver la presencia de POR ESTO!, ya que justo cuando se comenzó a tomar fotografías, la actitud de los inspectores y de la gente que hacen labor de intimidación hacia los operadores, cambió radicalmente e hicieron que se actúe correctamente.

En una de las boletas que ha pagado la gente del servicio privado de transporte Uber, en la descripción únicamente se establece que se trata de un infracción de Sintra por la cantidad de 64 mil 032 pesos, cuyo pago se puede realizar en cinco diferentes cuentas bancarias a nombre de la subsecretaría de ingresos de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan).

Adicionalmente se realizan pagos los arrastres de las grúas que varían, dependiendo de la empresa, cuyos costos van desde los cuatro mil hasta los siete mil pesos, más la estancia en el corralón que es un cobro por día.

Todo esto, hace sin duda un verdadero negocio redondo entre el gobierno del estado y las empresas de grúas, lo que es un claro motivo por el cual el Congreso de Quintana Roo no quiere tocar para revisar en estos momentos el tema de la Ley de Transporte Local.

Y es que, al ser esta “cacería” una llave de la que fluye gran cantidad de dinero hacia las arcas de Sintra, la dependencia se ha negado a que la Ley de Transporte de Quintana Roo se modifique.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Once + Diez =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba