Notas

Ser candidato fuera del PRI

alerta-roja-logo

.

.

.

Novedades Chetumal
.

El ex alcalde chetumaleño Andrés Ruiz Morcillo tiene muchos claroscuros en su trayectoria política y burocrática, pero se ha plantado firmemente con un proyecto en el que él cree con mucha determinación, inyectando ese optimismo en su grupo de seguidores.

Morcillo es el inminente candidato ciudadano a la diputación por el segundo distrito (Chetumal), donde difícilmente pasan cosas fuera del guión. El antecedente más inmediato –no de candidato ciudadano – se remonta al proceso federal de 2003, cuando Don Jesús Martínez Ross dejó encargados a sus nietos para enfrentar a Víctor Alcérreca Sánchez, candidato del PRI impulsado por el gobernador Joaquín Hendricks, quien en esa ocasión desplazó a Javier Díaz Carvajal, un chetumaleño con mayor aceptación.

El ex gobernador Martínez Ross fue candidato de Convergencia y dio la batalla en Chetumal y gran parte de este distrito, pero la aplanadora tricolor hizo posible el triunfo de Alcérreca, quien entonces era la carta fuerte de Hendricks para la gubernatura. Y hay que decirlo: Alcérreca ha sido uno de los legisladores más destacados de nuestro estado.

El punto de coincidencia: un priista que deja colgada su casaca tricolor para lanzarse a la aventura en plan desafiante, confiando en eso que denominan capital político que ha sido alimentado casi por completo por el PRI y sus tentáculos que abarcan toda la estructura gubernamental.

Andrés Ruiz Morcillo no tiene que hacer campaña para ser identificado por los electores. De hecho, ser demasiado conocido puede ser su talón de Aquiles, ya que gran parte de las penurias del Ayuntamiento capitalino se acentuaron en su período.

Pero el ex alcalde capitalino va por otra posición política y pretende seducir a los electores de cuatro municipios: Othón P. Blanco, Bacalar, José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto.

Su fortaleza: transmite una imagen de bonachón que se desenvuelve con argumentos, ya que ha asimilado valiosa experiencia en las posiciones burocráticas y políticas que ha ocupado a partir del gobierno de Joaquín Hendricks Díaz, cuando tomó las riendas de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA).

Y es el priista desobediente…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba