Notas

Violencia sin freno en Cancún

CANCÚN, 30 de junio.-

Con dos ejecuciones y un intento de ejecución en el que resultaron lesionados dos adultos y un menor, cierra el mes de junio de este año, acumulando 14 ajustes del crimen organizado consumados y varios intentos; todos relacionados con la venta de droga al menudeo.
En este año, la mayoría de los hechos delictivos han sido cometidos por miembros del grupo delictivo “Los Pelones”.

A diferencia del mes de mayo, que culminó con cuatro ejecuciones, junio concluye el día de hoy con dos ejecuciones consumadas y un intento de ejecución que dejó tres personas lesionadas a balazos entre ellas un menor de 13 años de edad.

La primera ejecución de este mes se registró el día 15 de junio, cuando un comando armado, que viajaba en una camioneta, abrió fuego en contra de quienes se encontraban afuera de un domicilio ubicado en la Región 95, manzana 5, lotes 8 y 9.

Ahí murió el joven José Alberto Martínez Manzanilla, a consecuencia de un impacto de bala calibre .9 milímetros, mientras que otros dos resultaron lesionados.

Ese caso continúa sin resolverse, pues las autoridades no han dado con los responsables, ante la exigencia de los padres del ahora occiso, quienes aseguran que no tenía nada que ver con el crimen organizado; pues lo describen como un buen hijo y buen estudiante.

Apenas hace cuatro días, el 26 de junio, el cuerpo de un hombre identificado como Heriberto López Hernández fue encontrado en un área verde de la Región 211 en el fraccionamiento Izamal, con un impacto de arma de fuego calibre .45 milímetros.

En este caso, las autoridades confirmaron que el ahora occiso se dedicaba a la venta de droga al menudeo, y aunque existe la presunción de que el homicidio fue cometido por el grupo delictivo de “Los Pelones”, aún no hay ningún detenido por este hecho.

Finalmente, la noche del sábado dos sicarios, a bordo de una motocicleta, abrieron fuego en contra de un domicilio ubicado en la Región 234, en donde resultaron lesionados dos adultos y un menor de 13 años de edad.

Uno de los lesionados resultó ser Carlos Alberto García Mendoza, hijo del extinto Julio César García Mateo (a) “El Quesadilla”, sujeto que era señalado del cobro de extorsiones a vendedores ambulantes en la zona de playas.

Así concluye la primera mitad de este año, donde los ajustes de cuentas por parte del crimen organizado siguen sin freno, y si el número de ejecuciones no es mayor, ha sido porque muchos de los vendedores de droga independientes conocidos como “chapulines” decidieron “alinearse” con el grupo de “Los Pelones”, quienes han emprendido una cacería desde principios de año, para reforzar sus filas en cuanto a la venta de droga en toda la ciudad.

Fuente: Por Esto! Quintana Roo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba