Principales

La compra de uniformes ¿un fraude más?

Uno por Uno | Ángel Ramírez Hernández
Payoobisponews.com

Vaya escándalo el que desató la compra de uniformes que hizo el Gobierno del estado, a través de la Oficialía Mayor, por un monto total de 104 millones de pesos. Y es que mire, hacer un gasto superfluo en este momento, es francamente innecesario y hasta insultante, es indudable que el pago de facturas que tiene que hacer la actual administración a los grupos poblanos que patrocinaron la campaña  es apremiante, tienen dos años para cobrar, y ya prácticamente pasó uno.

Aquí lo aberrante, es que, la Oficialía Mayor, a través de su titular Manuel Alamilla, el mismo que cuestionó, criticó y satanizó la compra de mochilas escolares por parte del Gobierno de Roberto Borge Angulo, terminó como Rigoletto, riéndose de sí mismo, hizo lo mismo y peor.

Resulta, que a quien le entregaron la licitación pública, muy amañada por cierto, para realizar y entregar de manera oportuna 114 mil 422 kits de uniformes para hombre y 108 mil 165 kits para mujer, resultó ser, a decir de la evidencia, un fraude del tamaño del Estadio Azteca, ni la farsa le salió al titular de la Oficialía Mayor, quien tendrá que explicar el embrollo.

Columna_OM_uniformes3La empresa poblana Adicon S.A. de C.V, favorecida con el contrato para fabricar los uniformes, registrada desde diciembre de 2014 con número de registro 3365610, no es del giro textilero, es decir, la empresa está registrada bajo la actividad económica comercio al por mayor de pintura (434226 ). Señala que cuenta con 5 personas o menos como empleados y que está ubicada en Puebla, dedicada a la comercialización de pintura, impermeabilizantes  y a la venta de materiales y servicios de construcción, ¡Mire de lo que se entera uno¡. Lo que tanto cuestionó Manuel Alamilla y él lo está repitiendo en el gobierno del cambio, y así le apunta a la UQROO o de perdis a la alcaldía de Othón P. Blanco.

Representantes, de la “Comercializadora Adicon”, entrevistados por algunos medios de comunicación, aseguraron que la empresa no tiene antecedentes de negocios en este rubro.

Y si es cierto, lo que dice nuestro amigo Carlos Pérez Zafra, en una de sus notas, que el Gobierno del Estado, pudo haber bajado contenedores provenientes de China a través de Belice, con uniformes; híjole, entonces nos estarán dando atole con el dedo. Cuanto más pudo haber salido el kit, trayéndolo desde allá, cuánto van a durar estos uniformes en manos de nuestros jóvenes.

Columna_OM_uniforme2Y mire, que necesidad tiene el Gobierno de Quintana Roo, al no ser de pagar sus compromisos (facturas), de comprar uniformes a nuestros hijos, primero no todas las escuela del Estado, coinciden en sus colores, es decir, están contraviniendo con las normas de cada una de ellas, y segundo, los uniformes llevan el Logo de Gobierno, cuando la administración estatal debe ser de Estado y no de Gobierno, lo mismo que pasa con el SQCS, lo utilizan como órgano de difusión del Gobierno y no del Estado como corresponde.

Nuestra entidad tiene muchas necesidades, muchas; pero bueno en materia de uniformes que es el tema, podemos poner un ejemplo claro, la triste situación que pasan a diario nuestros deportistas, que no cuentan con la indumentaria para representarnos en sus justas atléticas, locales, estatales, nacionales e internacionales. Ahí está el caso del deportista de alto rendimiento chetumaleño Alberto Álvarez Muñoz, que por cierto hoy interviene en el Mundial de Atletismo, en la disciplina salto triple, con la que obtuvo una excelente posición en los pasados Juegos Olímpicos, él tuvo que irse de Quintana Roo, porque no lo apoyó la COJUDEQ, no tenía ni para el uniforme, lo que hoy nos están cobrando con creces. Y como el, cientos, miles de deportistas quintanarroenses desarrollan sus diversas disciplinas sin indumentaria básica, y hoy nos las cobran para regalar en un rublo, francamente innecesario.

Mire, la tendencia del mundo, esto ya se vive en Europa, Asia, Estados Unidos y algunos otros países de América, el uniforme ya no es necesario, por ejemplo, en las escuelas de Finlandia y el resto de los países nórdicos, dónde la educación es de avanzada, el uniforme no es una obligación, lo hacen para economizar, es el fundamento, en México tampoco es obligatorio, entonces porque regalar uniformes, si por principio no todas las escuelas, llevan el mismo color, se contravienen.

Porque no regalarnos libros de texto por ejemplo, por lo menos los de secundaria y bachillerato, esos nos van a costar y caros.

Regalar uniformes, parece ser una moda en los Gobiernos de los Estados, por lo menos los de la Península de Yucatán. Antier el Gobierno de Yucatán, anunciaba que iba a repartir 425 mil camisas entre 212 mil niños y niñas de la entidad, indumentaria con un valor de 18.6 millones de pesos, la diferencia con Quintana Roo, es que las autoridades de Yucatán, compraron la ropa en 53 empresas ubicadas en 10 municipios del Estado, afiliados a la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (CANAVI), sin tanto derroche de dinero y sin salir de compras a otros Estados. El fondo es forma decían por ahí, la Oficialía Mayor tendrá que responder, y no con cinismo, con rendición de cuenta, real, que dé certeza del manejo de los recursos, si no, el pueblo se los va a demandar tarde que temprano.

4 comentarios

  1. lo que se criticaba al final se hace, mucha opacidad en este tema y ademas se violenta algunas normas, como la de poner un eslogan sexenal, como bien hay problemas de desabasto de agua, de seguridad, en capacitación a policías, que están siendo reprobados en el examen de control, y confianza, tanta carencia y se prefiere a lo mejor pagar favores politicos, cuando fue el pueblo de chetumal el que los llevo al poder, que eso no se olvide

  2. Eso de la falta de tiempo es puro pretexto…podían iniciar las clases con uniformes del año pasado y luego realizar un evento público para la entrega de uniformes, no importa que tres meses después…La ley prevelo preveé, no implicaba un riesgo para la población el no portar uniformes, que no m.a.m.e.n.

  3. Buen reportaje Ángel Ramirez, indudablemente la bandera del Gobierno del Cambio es la Transparencia y Oportunidades para todos y como resultado ni una ni otra, esto nos lleva a pensar que todo lo que se dijo en campaña es puro populismo solamente para llegar al poder y la reflexión para el gobierno del cambio sería: “los toros se ven mejor desde la barrera” ahora que están en el poder y tienen que sacar los moches para devolver a los patrocinadores de la campaña se están evidenciando y mordiendo la lengua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciocho + 5 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba