Principales

Abandonadas a su suerte empresas chetumaleñas

Chetumal,14 de agosto

“En Chetumal se están ‘muriendo’ las pequeñas y medianas empresas, y las autoridades de Gobierno son las únicas que no se han dado cuenta de ello, o simplemente no quieren darse cuenta”, fueron palabras del presidente de la Unión de Propietarios de Restaurantes, Bares y Similares de Quintana Roo, Joaquín Noh Mayo, después de dar a conocer que el órgano empresarial que preside, ha perdido alrededor del 30 por ciento de sus agremiados en este 2014, pues a finales del 2013 contaban con aproximadamente 225 socios, y ahora, a raíz del cierre y traspaso de negocios del rubro, la cifra ha descendido hasta los 163 socios.

Pero además, dijo que aquellos negocios del sector que aún se mantienen con “vida”, se han visto en la necesidad de reducir hasta en un 40 por ciento su platilla laboral, así como también modificar y reducir sus horarios de trabajo, todo con el objetivo de “hacer frente a las mayores cargas fiscales que se impusieron este año, así como demás pagos derivados de las obligaciones estatales y federales, que también se recrudecieron este año, pero también al severo aumento en costos de mantenimiento y producción propios de cada empresa”.

Añadió que, en contraste a todos estos duros aumentos en los gastos empresariales, la actividad de ventas ha ido en picada, alcanzando actualmente un 50 por ciento menos en comparación con las ventas que hace más de 2 años tenían.

Todo lo anterior, ha dejado al sector de venta de bebidas alcohólicas en una situación crítica en su economía, pues una gran parte de los negocios del rubro ya no está generando los suficientes ingresos para poder mantenerse.

El empresario afirmó que, reflejo de esta situación, en lo que va de este 2014 han perdido alrededor de un 30 por ciento de sus agremiados, quienes no han podido aguantar más y han tenido que bajar cortinas, o ceder su negocio mediante convenio a las compañías cerveceras.

trinos3“En el 2013 cerramos con aproximadamente 225 agremiados, actualmente sólo nos quedan unos 165; pues muchos han tenido que cerrar porque ya no pueden seguir manteniendo sus empresas, y otros más han hecho convenios con compañías cerveceras para que éstas trabajen el negocio”, comentó Noh Mayo.

Agregó que las empresas que aún se mantienen operando a duras penas, han tenido que tomar medidas drásticas para poder seguir con ‘vida’, como lo es recortar al personal hasta en un 40 por ciento, así como también modificar y reducir sus horarios de trabajo.

“Hay empresas que trabajaban los dos turnos y ahora sólo están trabajando uno, hay otras, como en el caso de los bares, que ya no están laborando los lunes; y lo que la mayoría ha tenido que hacer es recurrir al recorte de personal, porque las ventas ya no alcanzan para cubrir la plantilla laboral que siempre se ha tenido”, explicó Noh Mayo.

Sostuvo que este notorio y preocupante cierre de empresas que se está dando en la ciudad es de manera generalizada, pues todos los sectores empresariales están reportando bajas.

El entrevistado señaló que una de las principales inquietudes de todos sus agremiados es que pese a la crítica situación por la que están pasando, las micro, pequeñas y medianas empresas capitalinas, las autoridades de Gobierno se mantengan como si “no estuviese pasando nada en Chetumal”.

“En Chetumal se están ‘muriendo’ las pequeñas y medianas empresas, y las autoridades de Gobierno son las únicas que no se han dado cuenta de ello, o simplemente no quieren darse cuenta. Como ya se ha mencionado en numerosas ocasiones, la reforma fiscal vino a sentenciar la economía del sur del Estado, pero además de ello, no estamos viendo apoyo alguno de los tres niveles de Gobierno, al contrario, los pagos de impuestos municipales y estatales aumentaron también, no sólo fueron los federales, pero también se han recrudecido las obligaciones empresariales que tenemos que cumplir, lo que conlleva a más gastos que, con la crisis económica que estamos pasando, para muchos es imposible de lograr. Para nuestras autoridades de Gobierno todo está ‘en color de rosa’, pero basta con hablar con cualquier empresario, o con recorrer nuestra ciudad, para darse cuenta del serio problema de cierres de empresas que se está viviendo, y del alarmante desempleo que día con día va en aumento en nuestra región”, concluyó Noh Mayo.

Calificó como insuficientes los pocos programas de apoyo empresarial que se ofrecen a través de ciertas dependencias, y remarcó que estos programas no llegan a quien más los necesita, además que llevan trámites muy tardados para poder acceder a ellos.

Fuente: Por Esto

3 comentarios

  1. Seria bueno que vieran la otra cara de la moneda, como Computerama que mañana abre una sucursal mas en Multiplaza Chetumal, es un ejemplo de que con trabajo y dedicación aun se le puede apostar a las empresas Chetumaleñas.

    1. Bueno, hablar de Computerama no es hablar de una empresa en situación «normal», tomando en cuenta que el famoso dueño de computerama es de las personas beneficiadas por el FOBAPROA con mas de 300 millones que prestó a la banca por medio de «padrinos» importantes de la epoca «villanuevista» y ese dinero lo pagó la gente por medio de impuestos.

  2. Amigo, es importante recalcar que se habla de la micro pequeña y mediana empresa, las grandes empresas gracias a la globalización, sin beneficiadas, no dudo de riegos que corren pero las micro pequeñas y medianas, son las que crean más fuentes de empleo y con mejor paga, a sí mismo comentarte que son empresas familiares o sea sostienen, mínimo a 4 personas de forma directa mas una decena indirecta., se requiere de apoyos e incentivos para que la MIPYME prevalezca, pregunta cuanto le pagan las grandes empresas a sus empleados y pregunta cuanto paga las MIPYME, en fin en un lugar como chetumal donde hay poco circulante los grandes son más beneficiados aunado al malichismo de mucha gente que prefiere comprar en las tiendas de » marca » que en los establecimientos locales…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba