Principales

Cosa de hombres

alertarojanew1

 

 

 

Novedades Chetumal
.

Con excepción del alcalde capitalino Eduardo Espinosa Abuxapqui –en cuya representación acudió el Secretario General del Ayuntamiento, Jorge Aguilar Cheluja –, los aspirantes a la gubernatura aprovecharon el foro de ayer en el Congreso local para desplazarse y atraer reflectores, rumbo al encontronazo final.

La ausencia de mujeres es el sello distintivo de este proceso en el que están apuntados y confirmados Mauricio Góngora Escalante (alcalde de Solidaridad), José Luis Toledo Medina (diputado federal), Raymundo King de la Rosa (líder del PRI local), Paul Carrillo de Cáceres (alcalde de Cancún), Gabriel Mendicuti Loría (Secretario de Gobierno) y Abuxapqui, quebrado por el dolor por el reciente fallecimiento de su madre.

Los alcaldes que aspiran a la silla suprema cosecharon aplausos con mayor intensidad, ya que los asistentes premian con más entusiasmo a los favoritos que estuvieron en primera fila, sacando jugo a cada foto individual o colectiva.

Los cinco gallos que acudieron a la sesión solemne se mostraron ante testigos de varias batallas e incluso protagonistas que rara vez faltan a este tipo de eventos estelares al que acudió la diputada federal panista Patricia Sánchez Martínez, quien se siente muy cómoda entre la familia priista.

El ex gobernador Jesús Martínez Ross acumula energía y el pecho se le hincha cuando su nombre es mencionado y aclamado, conservando en las entrañas el glorioso suceso que los convoca cada ocho de octubre.

Don Chucho ha contemplado seis relevos de gobernantes a partir de 1981, cuando el joven cozumeleño Pedro Joaquín Coldwell lo relevó. Ahora presencia el séptimo proceso sucesorio que está en marcha, de nuevo con Presidente de la República emanado del PRI.

Uno de sus hombres cercanos es Héctor Esquiliano Solís, quien está a su lado y saluda en el vestíbulo, con el antecedente de haber sido aspirante formal a la gubernatura y plan C del gobernador Mario Villanueva en 1998, pero desactivado por el Presidente Ernesto Zedillo que impulsó infructuosamente a Addy, hermana de Pedro Joaquín Coldwell.

Para Martínez Ross este proceso no tiene secretos, y sabe que el factor sorpresa es un sello de este juego que a tantos inquieta y desestabiliza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba