Principales

Denuncian a doctor por abuso sexual

Chetumal, 8 de julio

Una paciente de la colonia Del Bosque denunció por abuso sexual al médico de turno del Centro de Salud de la colonia 5 de Abril, a quien identificó como Reyes Baltzar Buenfil, por hechos ocurridos en el consultorio la tarde del pasado lunes. La afectada, Y.A.C., también recurrió ante la Secretaría Estatal de Salud y la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo.

La quejosa, maestra de profesión, quien se identificó plenamente, acudió en compañía de su esposo, R.D.G., a las instalaciones de Diario de Quintana Roo, para plantear su caso y que este sirva para que otras mujeres que hayan sido víctimas de la falta de profesionalismo y ética del galeno se armen de valor para denunciarlo ante las autoridades judiciales y de la Sesa para que se le sancione penalmente y se le prohíba el ejercicio de la medicina.

centro de salud 2Y.A.C. relató que la semana pasada acudió a las unidades especializadas en mamografía y pruebas de Papanicolaou para chequeo médico debido a unas molestias y flujos que la alertaron de algún funcionamiento irregular de su organismo, por lo que con los resultados se presentó con el ginecólogo del Centro de Salud de la colonia 5 de Abril.

El pasado lunes a las 16:15 horas la recibió el doctor R.B.B. y C.A., a quien le entregó los resultados de las pruebas, pero las incomodidades de la paciente empezaron cuando le solicitó que se desnudara para una exploración en su parte íntima y al requerirle una bata, éste con burla le dijo que eso no lo tenía y que subiera a la camilla, por lo que confiando que estaba frente a un profesional accedió.

“El doctor empezó a tocar y a meter los dedos, lo cual es parte de la exploración y se entiende. Lo que me empezó a asustar es que lo hacía de una forma que considero no es la apropiada o la manera como debe auscultar, rozó los labios de mi vagina y empezó a repetir, te duele aquí, movía a otro lado y repetía tienes dolor, sacaba el dedo y volvía a preguntar, todo el tiempo estuve desnuda y con las piernas abiertas para la exploración”, explicó.

La denunciante dijo que con cierto miedo permitió el tocamiento y por el interés de que el doctor le pudiese decir las causas de un flujo irregular y desconocido para ella, los minutos fueron de temor y la angustia creció en el momento que el especialista le preguntó si padecía de hemorroides, a lo que ella le contestó que no y que eso no era por lo que estaba consultando.

El doctor siguió preguntando si ha hecho el sexo anal y ella le contestó que no, a lo que éste le dijo que si era porque no le gustaba o porque no se lo habían pedido, y esa plática la llenó de miedo. Luego el médico le ordenó que se volviera y se apoyara sólo en piernas y manos, dándole la espalda, pero al momento de virar rozó con sus glúteos al médico y se dio cuenta de que estaba duro su miembro viril y de ahí de un brinco bajó de la camilla de exploración y empezó a recoger su ropa y pertenencias.

Al ver la reacción de la paciente, el médico le empezó a pedir que no se fuera porque le daría su receta; sin embargo, perturbada y asustada Y.A.C. como pudo se vistió aprisa y abandonó el Centro de Salud, y en seguida abordó un taxi que la llevó a su domicilio el cual se ubica a pocas cuadras del Centro de Salud.

Al estar en casa contó a sus familiares el episodio de abuso sexual del que había sido víctima, por lo que ya en compañía de su esposo regresaron al Centro de Salud y en el trayecto solicitaron el auxilio de la Policía al número de emergencias 066.
Mientras esperaban a los agentes, trataron de saber la identificación del doctor, pero el personal se los negó y no fue hasta que llegaron los agentes que éstos recopilaron la información.

Una señora que se percató del estado emocional de llanto de la agraviada le dijo que ella no es la primera mujer que este doctor toca de manera inapropiada, aprovechando de su profesión como ginecólogo, pues con ella también se propasó en una ocasión, pero le marcó el alto de inmediato y no le dio tiempo de nada, aunque se sabe que hay más mujeres en esta situación.

Desde la tarde de ayer la agraviada acudió a la Mesa Especializada en Delitos Sexuales de la Procuraduría General de Justicia del Estado, donde abrieron la carpeta de investigación QR/CHE/PGE20150102659 y en la que se asientan los hechos y se solicita la intervención de la autoridad.

Asimismo, acudió ante el jefe de Recursos Humanos de la Secretaría de Salud, quien se identificó como Florencio Song, quien ofreció tomar cartas en el asunto e iniciar una investigación de la queja y por último se apersonaron ante la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo, donde le dijeron que deben esperar a que la Sesa y la PGJE les resuelva.

Y.A.C. dijo que acudió a las páginas de Diario de Quintana Roo para hacer público el abuso del que fue víctima porque ya se enteró que hay más mujeres que han padecido este abuso por parte del doctor del Centro de Salud que se aprovecha de su profesión para dar rienda suelta a sus perversiones.

De los hechos en el consultorio no tiene mayor testimonio, porque sólo estaban ellos dos, el enfermero nunca entró, pero puede decir la hora, momentos y circunstancias en las que abandonó la sala del Centro de Salud, llena de miedo y sollozando.

Alvaro Ortiz (Diario de Quintana Roo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba