NotasPrincipales

Desalojo masivo: 200 policías sacan a invasores y destruyen sus palapas

CANCÚN, 21 de mayo.-

Alrededor de 250 familias que habían invadido desde hace dos meses las casas abandonadas del fraccionamiento La Selva y terrenos aledaños en la Región 247 fueron desalojados ayer por 200 policías municipales, estatales y judiciales, además de bomberos, que montaron un operativo a las 05:30 de la  mañana y en el que se usó maquinaria pesada proporcionada por los dueños de los terrenos para derribar las palapas construidas en el lugar.

Los agentes judiciales además cumplieron una orden de aprehensión de las 13 que tenían en mano, en contra de José del Carmen Lara Hernández, de 40 años de edad, asegurando 138 casas entre obra negra y terminadas que habían sido invadidas desde hace dos meses.

Las acciones obedecen la Averiguación Previa 147/2014 del Agente del Ministerio Público del Fuero Común por el delito de despojo, presentada por Carlos Paredes Berastegui, representante legal de Edificaciones Estrella S.A.de C.V

Los policías sorprendieron a las familias cuando apenas entraba la mañana, manteniendo la zona totalmente cercada por agentes judiciales, municipales y estatales que impidieron el paso a cualquier tipo de personas, hasta los mismos habitantes del fraccionamiento.

El Secretario Municipal de Seguridad Pública capitán Arturo Olivares Mendiola confirmó que en el operativo participaron 100 policías municipales, 70 judiciales y 30 policías estatales y aseguró que fue un desalojo pacífico, en el que los mismos uniformados apoyaron a los invasores a acarrear sus pertenencias a otros lugares.

“TRAICIONADOS”

Por su parte los invasores llamaron “cobardes” a los operadores políticos que primero los llevaron al lugar a cambio de sus votos y que ahora permitieron que los mandaran a desalojar con uso de la fuerza pública; sobre todo  cuando, dijeron, había un acuerdo de que serían avisados con anticipación cuando tendrían que desalojar la zona.

“Próximamente vienen las elecciones y aprenderé a elegir a la gente que me va a apoyar no a la gente que me va a hundir”, señaló una invasora que se identificó como Mari Aguilar.

El desalojo del fraccionamiento La Selva y terrenos aledaños ocurre una semana después de la detención de los dos presuntos líderes que durante las elecciones estuvieron prometiendo terrenos y alentaron esta ocupación ilegal.

Por el momento la zona quedó bajo resguardo de la Dirección de Seguridad Pública. Las personas que intenten invadir esta propiedad podrían alcanzar de 12 a 16 años de prisión, aseveraron los funcionarios de la Subprocuraduría General de Justicia del Estado.

VOZ

Ni un voto para ningún político, porque llámese PRI, PAN, PRD, son enemigos del pueblo; jamás vuelvan a contar con nosotros.

Mari Aguilar

Fuente: Ramón Uresti (QUEQUI)

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba