Principales

Despiden becarios en el IQJ, en plena pandemia

Cuando los quintanarroenses están en una situación más crítica, en plena pandemia por el Covid-19, becarios brigadistas han sido despedidos del Instituto Quintanarroense de la Juventud (IQJ) sin decirles agua va, causando un daño tremendo en sus bolsillos al dejarlos a la intemperie, con el huracán del coronavirus azotando en su apogeo.

Un recorte presupuestal del 25 por ciento es la excusa para notificar a los becarios la “baja definitiva”. Precisa el oficio que “el programa Somos Futuro se encuentra en la necesidad de reducir el número de becas a nuestros becarios”.

Darinka Quintal Collí, Coordinadora General del Programa “Somos Futuro”, indebidamente está notificando la baja definitiva de los becarios, quienes según el oficio en mi poder fueron asignados a brigadas para el reparto de despensas durante la pandemia y para otras tareas que interesaban a Fernando Méndez Santiago, titular del IQJ, incluyendo la organización de foros diversos.

El gobernador Carlos Joaquín González ha sido muy claro al pedir que los empresarios hagan un sacrificio adicional –prácticamente sobrehumano– para mantener prácticamente intacta la plantilla laboral para no damnificar económicamente a miles de familias, por lo que no se vale este tipo de “bajas” con evidente insensibilidad.

Cambios de primarias en lo oscurito y con hedor a corrupción

En evidente desafío a la Sección XXV del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), la Secretaría de Educación de nuestro estado sigue viento en popa el proceso de cambio de centros de trabajo de maestros en planteles de nivel básico, pero en lo oscurito.

Tales movimientos los realizan de común acuerdo Ana Isabel Vázquez Jiménez (titular de Educación), Miguel Arroyo Martínez (Coordinador General de Administración y Finanzas), Carmen Castañares Márquez (directora de Recursos Humanos) y Luz María Abuxapqui González, Coordinadora General de Educación Básica.

Los movimientos con aroma a corrupción ya los iniciaron en primaria y van por preescolar y secundarias, incluyendo técnicas y telesecundarias. Miguel Arroyo, Carmen Castañares y Luz María Abuxapqui son señalados como los orquestadores de estos cambios de adscripción, un negociazo.

“Si no eres de los más cercanos a Ana Isabel y sus tres secuaces, o si no tienes dinero, no serás de los privilegiados que obtendrán los mejores lugares en tu ciudad o hasta cerca de tu casa”, me cuenta el profesor que me entregó la primera lista de cambios de adscripción decididos en corto por los altos mandos cuya destitución reclama el SNTE.

Va una muestra de la relación precisa de los cambios en primarias, omitiendo nombres de los profesores: la profesora de la Joaquín Barranda es enviada a la Rafael Ramírez Castañeda; de la Miguel Hidalgo la profesora es cambiada a la Vicente Guerreto, mientras el profesor de la Ignacio Herrera López es enviado a la Ocho de Octubre

Es un tema de cero transparencia en un tema que tiene muy irritada a la Sección XXV del SNTE que en carta abierta le exige al gobernador Carlos Joaquín González la destitución de Ana Isabel Vázquez.

Manuel Alamilla, un problema para Carlos Joaquín

El chetumaleño Manuel Alamilla Ceballos fue obligado a presentar su renuncia a la Oficialía Mayor desde el 1 de agosto, pero lo hizo hasta el día 9 para ajustar cuentas con quienes estuvieron en su contra, provocándole al gobernador Carlos Joaquín un problema de gran magnitud, deslizan en los pasillos de Palacio.

El gobernador decidió su renuncia al contemplar la gangrena de corrupción que ha avanzado en la Oficialía Mayor, por lo que decidió dejarla bajo el control de Yohanet Torres Muñoz, titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) y funcionaria de toda su confianza.

La estrella de Manuel Alamilla declinó y es mal visto en Chetumal, donde pocos le dan el saludo. Un dato muy importante: desde hace más de dos años el gobernador Carlos Joaquín decidió no tener trato directo con él, molestísimo por el pestilente manejo de los uniformes poblanos.

Me cuentan en esos pasillos que en estos días que le restan va a seguir perjudicando a varios trabajadores del gobierno con consecuencias políticas muy dañinas para el gobernador, quien ordenó a Alamilla el “quédate en casa” de manera tan humillante. Y falta la revisión de los manejos de Manuel Alamilla, quien ligó su suerte a la de Juan Enríquez Kanfachi, alejado en apariencia del círculo más cercano de Carlos Joaquín.

Un comentario

  1. Cuando Fernando Méndez Santiago ya no ve de dónde más sacar dinero para su cuenta, ¿hasta cuándo vamos a permitir que funcionarios INEPTOS y CORRUPTOS sigan robando a manos llenas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba