Principales

Detiene la SEIDO a dirigente de la CTM en Quintana Roo

Cancún, 25 julio
(La Jornada Maya)

El secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en el estado de Quintana Roo, José Isidro Santamaría Casanova, fue aprehendido la tarde del jueves acusado de delitos contra la salud, lavado de dinero y manejo de recursos de procedencia ilícita; otras versiones indican que sería por evasión fiscal e incluso fraude electoral. El aseguramiento estuvo a cargo de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

El líder sindical habría sido asegurado por cuatro agentes federales al salir de la sede de la CTM, frente al parque de las calles Punta Yoquén y Punta Valpich, en la Supermanzana 24, en el primer cuadro de la ciudad, y trasladado a la sede de la Fiscalía General de la República (FGR), en la avenida José López Portillo casi esquina con Kabah.

El año pasado, cuando fungía como regidor de la Comisión de Obras y Servicios en el ayuntamiento benitojuarense, fue detenido por la entonces Procuraduría General de la República (PGR) junto con Rubén Treviño Ávila, concejal encargado de la cartera de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito, señalados de trata de personas y de controlar la prostitución y el narcomenudeo con una red de negocios y vendedores sindicalizados.

Hasta el cierre de esta edición, el líder cetemista rendía su declaración en la FGR, y los elementos que lo aseguraron, que pertenecen a la SEIDO, esperaban órdenes para saber si el detenido sería trasladado a la Ciudad de México.

Isidro Santamaría ha manejado la CTM desde la década de los 90, y militado en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), del que ha sido diputado local y regidor en tres ocasiones. Simultáneamente, tiene varios bares en la ciudad y la Zona Hotelera de Cancún, por los que ha sido relacionado con el tráfico de mujeres extranjeras para el sexoservicio en sus antros.

En el último año varios negocios de su propiedad fueron baleados, con un saldo de cuatro muertos y tres heridos, y el móvil siempre apuntó a la lucha de cárteles por la venta y distribución de drogas, además de la explotación sexual en esos inmuebles, entre otros: El Ejecutivo (Supermanzana 64), Dassan (a un costado del Centro de Convenciones) y Kiss (en el llamado callejón de Los Milagros, en el corazón de la zona turística de Cancún).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba