NotasPrincipales

Dragon Mart, cada día más entrampado

CANCÚN, 4 de junio.-

El proyecto Dragon Mart se mantiene inerte. A diez días de que fuera emplazado oficialmente por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), el complejo comercial no avanza para ningún lado.

A pesar de no haber ingresado su solicitud de Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el proyecto sigue en fase de espera.

Los trabajos que se llevaban a cabo en la primera etapa, misma que consistía en desmonte y armado de caminos, se mantienen tal y como hace un mes, cuando los desarrolladores “anunciaron” que acelerarían el proyecto.

De acuerdo a fuentes oficiales de la empresa Dragon Mart Real State, únicamente se encuentran en los predios del tucán 34 vehículos pesados – maquinaria -, que se utilizaron para la primera etapa del proyecto de construcción.

Fuera de eso, no hay más avance. No se han podido concretar las ventas que se anunciaron en su momento por parte de los desarrolladores, los cuales siguen con problemas de falta de liquidez para ampliar trabajos.

Mucho menos han ingresado la Manifestación de Impacto Ambiental ante la dependencia federal antes mencionada, para que sea revisada por la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (DGIRA).

El Dragon Mart se ubica a 18 kilómetros de Cancún y a 11 de Puerto Morelos. En teoría se desarrollará en un perímetro de 100 hectáreas; del millón de metros cuadrados, 255 mil están destinados a GFA, 100 mil al área comercial, 90 mil para un hotel y edificios de departamentos, 20 mil para viviendas y 45 mil metros cuadrados para área de almacenamiento. Buscando ser la punta de lanza para los productos chinos, de dudosa calidad, en Latinoamérica.

Todo esto al amparo del tráfico de influencias de empresarios panistas ligados a la Presidencia de la República de Felipe Calderón y al despojo simulado por parte de empresarios y políticos locales de cientos de hectáreas a ejidatarios del municipio de Puerto Morelos y una futura devastación del mangle y el arrecife ante la previsible ampliación del muelle para recibir cargueros multimodales.

Las inquietudes ambientales alrededor del Dragon Mart se basan en que éste sería un desarrollo inmobiliario que afecta un ecosistema costero; y que contempla la construcción y operación de obras hidráulicas; incluye la construcción y operación de una desalinizadora; desarrolla actividades en un Area Natural Protegida Federal, Parque Nacional Arrecife de Puerto Morelos; y opera una subestación eléctrica.

Fuente: Por Esto! Quintana Roo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba