Principales

Dragon Mart con los días contados

Cancún, 1 de julio

El proyecto Dragon Mart será clausurado. La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Semarnat, espera a que sobresea el amparo federal, es decir, que sea suspendido por falta de elementos legales, que tiene el desarrollo comercial, para proceder al cierre definitivo.

Los argumentos legales para realizar la clausura, son los siguientes: nula presentación de Manifestación de Impacto Ambiental, MIA, así como la ubicación en una zona de riesgo de acuerdo con la Secretaría de Gobernación, Segob.

Ante esto los desarrolladores del Dragon Mart buscan ampliar su amparo y han decidido proceder legalmente contra la delegación estatal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, Profepa.

La empresa Real Estate Dragon Mart presentará una denuncia en contra del procedimiento de la Profepa, al asegurar que en su momento, la dependencia en Quintana Roo había aceptado la Manifestación de Impacto Ambiental, MIA, que se había presentado del proyecto.

Por ello, la defensa de los promoventes del Dragon Mart se centra en demostrar que el reciente resolutivo de la Profepa, que los obliga a tramitar la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Semarnat, es improcedente, pues la dependencia federal ya había inspeccionado el predio “El Tucán” en dos ocasiones anteriores, sin haber encontrado irregularidad alguna y determinando que el terreno había sido previamente impactado para la extracción de material pétreo, por lo que la vegetación que se encuentra en el predio es de la denominada “Acahual”, que lo hace materia de observancia estatal y no federal, como alegan las autoridades ambientales.

Es decir, conforme a la explicación legal que buscan los desarrolladores, la documentación que ha presentado la empresa pretende demostrar que la Profepa está actuando sobre una cosa juzgada, sin embargo, las recientes inspecciones de la dependencia sí encontraron porciones del terreno que aún poseen vegetación de jurisdicción federal, por lo que la estrategia de la empresa podría tender a la modificación del proyecto para evitar impactar esas porciones de jurisdicción y evitar así la tramitación de la Manifestación de Impacto Ambiental, MIA, ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Semarnat.

Por ahora, Real Estate Dragon Mart, empresa que encabeza el proyecto comercial chino, defiende la viabilidad del complejo, a pesar de que se frenaron de golpe los trabajos de construcción.

El freno de los trabajos se debe a que la empresa desarrolladora no tiene recursos suficientes para poner en marcha la segunda fase del proyecto, debido a la parálisis que existe dentro del mismo.

La parálisis tiene como origen el hecho de la falta de credibilidad que tiene el proyecto, ya que existen muchos inversionistas que no quieren participar ante la falta de certidumbre que tiene desde hace tiempo el Dragon Mart.

Fuente: Por Esto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba