Principales

Ejecutado en el municipio de Bacalar

Bacalar, 19 de julio

De seis balazos en el cuerpo, tres de ellos en la cabeza, incluyendo el tiro de gracia, fue ejecutado un hombre cuyo cuerpo fue abandonado en medio del camino de terracería entre las poblaciones de Francisco J. Mújica y Gabino Vázquez, en la carretera que conduce al poblado 18 de Marzo, municipio de Bacalar.

Hasta el momento no se sabe la identidad del ejecutado y tampoco se conoce su lugar de origen. Estaba vestido con un pantalón de mezclilla azul y una playera del mismo color, así como con unas sandalias.

Muy cerca del cuerpo se hallaron nueve casquillos y un cartucho útil, al parecer de pistola escuadra calibre 9 milímetros, similares a los que usan los sicarios del crimen organizado que cometen este tipo de ejecuciones.

ejecutado 3La ejecución al parecer fue en la madrugada y el reporte derivó en la presencia del personal de la Policía Estatal Preventiva y de la Municipal Preventiva de Bacalar, en donde su Director, Issa Melitón Ortiz Moguel, fue interrogado por la Policía Ministerial como parte del proceso de investigación, ya que se presentó a la zona de investigación y no la acordonó.

Autoridades de las comunidades circundantes declararon a la autoridad que el hombre nunca había sido visto por el lugar, pero cabe mencionar que el área comprendida entre las poblaciones de 18 de Marzo, Gabino Vázquez y Francisco J. Mujica, se encuentran reconocidas por las autoridades como territorio de actividades del narcotráfico.

Datos recabados, señalan que elementos de la Policía Municipal Preventiva de Bacalar recibieron el reporte del cadáver en el tramo carretero que conecta a las comunidades de Francisco J. Mújica y Gabino Vázquez, así como a la localidad de 18 de Marzo, por lo que de inmediato se dirigieron al lugar y siete kilómetros y medio después del poblado de Francisco J. Mújica observaron el cuerpo tirado en el camino de terracería.

Al descender, los oficiales de policía, quienes fueron al mando del Director Issa Melitón Ortiz Moguel, dieron parte a las demás corporaciones de policía.

Momentos después, elementos de la Policía Ministerial llegaron al lugar y notaron que en el sitio no se encontraba establecida la cadena de custodia, tal y como lo marca el Nuevo Sistema de Justicia Penal.

Derivado de lo anterior, el jefe policíaco de Bacalar fue interrogado en el lugar y será llamado a declarar con relación al suceso, debido a que es un mal procedimiento el hecho de no haber instalado la cadena de custodia.

Los agentes investigadores colocaron el mencionado cinturón de seguridad para resguardar la escena del crimen e iniciaron las labores de búsqueda, clasificación y análisis de los indicios.
Dieciocho fueron los indicios que se marcaron con conos de plástico de color naranja y numerados de acuerdo a un método de investigación.

Se determinó que el hombre encontrado contaba con alrededor de 20 años de edad y fue ejecutado con arma de fuego.

A su alrededor fueron hallados nueve casquillos y un cartucho útil, que después será a analizado por Departamento de Balística. Además, el cuerpo presenta seis orificios de entrada por proyectiles de arma de fuego y cinco de salida, de los cuales tres fueron en la cabeza, dos de los mismos a quemarropa, es decir, que fueron hechos a una distancia de unos 30 centímetros, en la región retro-auricular derecha, es decir, detrás de la oreja de ese lado, cerca de la nuca.

De la misma forma, presentó un tiro a bocajarro, es decir, realizado con el cañón del arma en contacto con la víctima, en la región pre-auricular derecha, es decir, en la sien; en otras palabras, le dieron el tiro de gracia, así como otros en la región esternal, el hombro derecho y mano derecha.

El proyectil que ingresó en el hombro no salió, por lo que penetró el tórax. Dicho proyectil fue extraído para su estudio balístico.

Especialistas consideran que, basado en los cambios ocurridos en el cadáver, el hombre pudo ser asesinado entre las 4:00 y 5:00 de la mañana de este viernes.

Los primeros indicios apuntan a que el ejecutado pudo ser llevado por los sicarios del poblado de 18 de Marzo al lugar de la ejecución, ubicado entre Gabino Vázquez y Francisco j. Mújica, ya que los que los subdelegados de estas dos comunidades dijeron que nunca habían visto a esa persona en sus localidades.

Un área de aproximadamente 150 metros lineales de la carretera fue acordonada, misma que revisó el personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado; mientras tanto, los vehículos que circulaban por el lugar tuvieron que esperar por más de tres horas, en lo que se desarrollaban las investigaciones.

Fuente: Por Esto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba