Principales

El mérito es de Carlos Joaquín

 

alertarojanew1

.

.

.

Novedades Chetumal
.

Inflados como pavorreales de rancho, panistas y perredistas se cuelgan medallas que no les corresponden cuando se habla de la elección del domingo cinco de junio que ejecutó la sentencia de muerte del PRI en la gubernatura de Quintana Roo, abarcando las estratégicas alcaldías de Othón P. Blanco (Chetumal), Solidaridad (Playa del Carmen) y Cozumel.

PAN y PRD eran masajistas y diligencieros del PRI hasta principios de 2016, y tan sólo la incorporación del ex priista Carlos Joaquín González reactivó lo que era brisa y pomada que acariciaba el rostro del PRI, para convertirla en devastador huracán de categoría cinco que arrasó con gran parte de las casillas. La furia estaba acumulada, y el catalizador fue el hijo de Don Nassim Joaquín Ibarra.

????????????????????????????????????

En el municipio capitalino de Othón P. Blanco fue estratégica la incorporación del chetumaleño Luis Torres Llanes, quien renunció al PRI cuando la decisión era un albur que desplegaba escenarios de pesadilla. Pero Luis Torres soportó el canto de las sirenas a pie firme, reafirmándose como un aliado estratégico para Carlos Joaquín.

Otros priistas tomaron la decisión errónea, mientras Luis Torres decidió correr el enorme riesgo con el olfato certero, pese a su sólida formación en las filas del PRI ahora convertido aquí en oposición, un escenario que ni Luis Spota habría sido capaz de incorporar en su famosa trilogía del poder.

Panistas y perredistas se pavonean adjudicándose un triunfo que se reduce a la certera decisión de haber abierto sus compuertas a Carlos Joaquín, quien tuvo la mayor parte del mérito en esta guerra, contando con la colaboración de un elemento tan eficaz como Luis Torres Llanes.

Tan sólo la panista Perla Tun Pech ganó la batalla cumbre en Cozumel, reafirmándose como la estrella azul solitaria que acumula dos triunfos, previamente como candidata a la diputación local golondrina.

Pero Alicia Ricalde Magaña (PAN), Trinidad García Argüelles (PAN) y Julián Ricalde Magaña (PRD) fueron aplastados en Isla Mujeres, Lázaro Cárdenas y Cancún, reafirmando su consistencia de polvorón en este tipo de choques.

PAN y PRD fueron partidos necesarios para Carlos Joaquín González, pero hasta ahí. Pero son libres de revolcarse en sus mentiras y triunfalismo de confeti. Allá ellos.

4 comentarios

  1. eso es no tener dignidad. eso es arrastrase so poner como pretexto el periodismo.
    antes atacabas a carlos joaquin . prometías a los priistas y a mauricio .destruir con tu pluma prostituida a Carlos. y ahora lo adoras lo alabas.
    no conoces la dignidad chavez

  2. LAMEHUEVOOOOOOOSSSS!! PERO NO MIJO, NO !! ENTIENDE QUE NO ES NO! DESPUES SABRAS A AQUIEN LE VAS A MAMAR LOS HUEVOS PARA QUE NO VAYAS A LA CARCEL

  3. Tienes razón Javier ambos partidos no merecen el triunfo, todo el mérito operativo y económico que llevo a la derrota del PRI se le debe a Carlos Joaquin Glez. PAN y PRD partidos parasitos.

  4. Neta…. neta… asi en serio…. no te ves mas arrastrado porque no eres topo, pero quien quite y te conviertas en uno.

    Hay que tener dignidad mi buen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba