Principales

Erce Barrón Barrera: Pieza clave en desvíos de Borge

Cancún, 20 Nov /

Ariel Velazquéz. (Diario La Verdad).

Roosevelt Ercé Barrón Barrera, quien fuera por dos años tesorero general de la administración de Félix González Canto, (2005- 2011) y fue ratificado por Roberto Borge en el cargo por tres años más y a partir de febrero de 2014, lo nombró como director general de la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (Apiqroo), donde manejó la paraestatal como una empresa particular, al igual que como lo hizo con el dinero de los quintarroenses.

Este siniestro personaje, como todo indica para las autoridades policiacas de la PGR y de la Fiscalía General, es la pieza clave para saber en qué paraíso fiscal escondió Borge 11 mil millones de pesos que defraudó del erario estatal.

El manejo de los recursos públicos a placer por este ex funcionario, es la constante durante los últimos 11 años de las administraciones priistas en la entidad, por lo que hacen a este personaje digno de las más truculentas historias de la mafia que gobernó a Quintana Roo los 2 últimos sexenios.

Durante su paso por la Apiqroo, concesionó muelles al mejor postor e incluso una vez concluido el sexenio, se refugió durante 9 meses en Sinaloa, después de que fue nombrado por Guillermo Ruiz de Teresa, director general de Puertos y Marina Mercante de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), como responsable de la Administración Portuaria de Mazatlán, con un sueldo de 95 mil pesos al mes, salario simbólico para sus engrosada cartera.

Fue en este puerto sinaloense, donde agentes de la PGR, lo fueron a buscar para detenerlo, sin embargo pudo evadir la acción de la justicia, encontrándose desde el pasado 15 de julio de este año, prófugo de la ley.

Se le acusa de actos de corrupción perpetrados en contubernio con el ex gobernador Borge Angulo, por medio de contratos y pagos millonarios de servicios aéreos falsos, lo que constituye un ejercicio irregular de la función pública, ya que independientemente de estar a cargo de Apiqroo, formaba parte del Consejo de Administración de VIP-Saesa, empresa también paraestatal de transporte aéreo.

Concesionó muelles

La actual directora de Apiqroo, Alicia Ricalde Magaña, reconoció que recibió la dependencia totalmente desmantelada e insistirá con los procedimientos legales para tratar

de revocar cuando menos dos de los contratos que liberó Barrón Barrera, uno de ellos vigente por 30 años, pero no se puede hacer efectivo hasta que inicien operación.

Destacó que esto contraviene a los fundamentos legales y administrativos de la misma Apiqroo, donde se busca sólo favorecer al concesionario, Manuel Carreño Martínez.

Se trata del muelle de concreto en Cozumel que se concesionó a la empresa Operadora Náutica del Sureste, donde de acuerdo al contrato, se estableció una contraprestación, pero este cobro se podrá exigir hasta que la marina esté operando, lo que es una violación a los mismos reglamentos de la paraestatal.

Externó que los trámites se requieren realizar en la dirección general de Puertos, de la SCT, en la Ciudad de México. Otro de los contratos emitidos por la pasada administración, es el caso de un restaurante llamado Muelle Azul también en la Isla de las Golondrinas.

Servicios Aéreos Ejecutivos

Cabe resaltar que Guillermo Ruiz de Teresa al frente de Puertos y Marina Mercante de la SCT, fue quien autorizó los permisos para la “Naviera Barcos Caribe”, propiedad de Roberto Borge, familiares y socios y en donde Erce Barrón tuvo mucho que ver.

Sobre todo porque dicha empresa a pesar de trabajar con “números rojos”, debido a lo barato del pasaje para “tronar” a sus competidores, siempre seguía trabajando, por lo que las autoridades están investigando fiscalmente a dicha empresa.

En relación a la empresa paraestatal de aviación, hubo consecuencias del boquete financiero que se detectó por el pago de 40 millones de dólares y de 300 millones de pesos por la renta de aeronaves a 22 empresas por parte de la paraestatal VIP Saesa durante la administración de Roberto Borge Angulo.

Cabe resaltar que en 1996 se le dieron a Apiqroo, dos acciones de la empresa VIP Saesa, para darle formalidad administrativa, por eso Ercé Barrón tenía injerencia.

Desde mediados de este año, Ercé Barrón Barrera y Víctor Hugo Loyola Corona, ex titular de la Apiqroo y ex procurador fiscal de Sefiplan, respectivamente, son señalados por la Fiscalía General del Estado (FGE) por desempeño irregular de la función pública.

Barrón Barrera formó parte del Comité de Adquisiciones de la empresa VIP Saesa y como no se hizo responsable por el monto que se designó a la utilización de avionetas y helicópteros por parte de funcionarios estatales, así como parientes y amigos de Borge, se le hizo responsable, de acuerdo a las autoridades.

Cabe resaltar que durante la administración de Roberto Borge, los quintanarroenses pagaron más de 1,000 mdp para que su clase política viajara cómodamente por los aires.

Los vuelos millonarios que políticos, amigos y familiares de las dos anteriores exgobernadores de Borge Angulo y González Canto, realizaron para trasladarse dentro y fuera del estado, beneficiaron a empresas cercanas a ellos o que pertenecen a políticos, con cargo al erario estatal.

El gobierno de Roberto Borge, a través de la paraestatal VIP Servicios Aéreos Ejecutivos SA de CV (VIP Saesa), subarrendó 22 empresas para prestar servicios de taxis aéreos, por lo cuales pagó más de 1,000 millones de pesos.

De 2014 a septiembre del 2016, la empresa pública ejerció un presupuesto de 1,194.2 millones de pesos, casi el equivalente a la cantidad total pagada por la renta de aeronaves, ratificaron autoridades policiacas quienes le siguen los pasos al igual que a otros ex funcionarios borgistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba