Principales

Harley Sosa no está de adorno

alerta-roja-logo

.

.

.

Novedades Chetumal
.

Cuando la oposición en el Congreso del Estado avaló con exceso de servilismo la designación de Harley Sosa Guillén como nuevo titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, el desempeño rastrero del PAN y PRD fue la nota del momento porque la oposición tradicional se había exhibido como un bloque disciplinado que decía como Cantinflas “a sus órdenes, jefeee”.

En esa sesión del 20 de marzo de 2014 estuvo ausente la panista cozumeleña Perla Tun Pech, quien prefirió poner al Mar Caribe de por medio con tal de no dar su brazo a torcer porque la consigna era votar por unanimidad a favor de Harley, quien llegaba procedente de la Subsecretaría de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Gobierno, encabezada por Gabriel Mendicuti Loría.

Pero Harley Sosa ha sido una grata relevación como Ombudsman, interviniendo sin titubeos en asuntos candentes que han incomodado a un puñado de funcionarios estatales que no alcanzan a comprender los alcances y razón de ser de una Comisión Estatal de Derechos Humanos cuya agenda no debe marchar en sintonía con las dependencias gubernamentales.

Porque Harley por lógica estaba llamado a ser un eficiente colaborador del gobierno del estado por su inmediato antecedente burocrático.

Las recomendaciones emitidas por la Comisión Estatal de Derechos Humanos han sido valientes, y prueba de ella es la que formuló por “trato cruel y degradante, detención arbitraria e incomunicación” sufridas por una mujer que mató a su pareja en Chetumal, en las primeras horas del cinco de julio de 2015.

El proceso huele a azufre, ya que los policías ministeriales –incluidas mujeres policías– trataron como prisionera de guerra a esta mujer que mató a su pareja en defensa propia con un cuchillo, y que tenía derecho a eso que llaman debido proceso, y que muchos toman a broma en esos dominios de la justicia.

Por 41 horas la mujer nacida en Belice fue sometida a tortura física y psicológica en una casa de seguridad de la Procuraduría de Justicia, cuyos elementos la liberaron en el centro de Chetumal para poder detenerla con todas las de la ley, en un montaje que descalifica todo el proceso si la justicia no es un juego hipócrita.

Esto es muestra de lo que está haciendo Harley Sosa con su equipo en Derechos Humanos.

Un comentario

  1. El único olor a azufre, es decir huevo podrido es de este seudoperiodista chayoteroooooooo solo por una mujer que asesino a a su marido ya se justifica su labor no ma%$%&s y todas las mujeres muertas en cancun y la comisión de derechos humanos calladitos este funcionario lo unico que ha hecho bueno en su vida fue cogerse a la mama de su primer hijo que estaba bien buena y mamarse con el gober y sus esbirroz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba