Principales

Investigan a personal del Hospital Maternal de Chetumal por fractura craneal de recién nacido

Chetumal, 6 septiembre
Especial

En el Hospital Materno Infantil de Chetumal, personal médico dejó caer a un recién nacido desde una incubadora, lo que le ocasionó un coágulo de sangre en su cerebro, el cual necesita ser drenado de manera inmediata, por lo cual será trasladado hacia la ciudad de Mérida.

Fue el padre del menor, quien solicitó ayuda pues su pequeño lleva varios días internado en el Hospital Materno sin obtener respuesta de su traslado.

Por lo que cree que le han estado mintiendo desde el pasado 2 de septiembre, día en el que nació el pequeño.

Obed Castillo como fue identificado el padre del menor, cuenta que el pasado 2 de septiembre su esposa entró al hospital para que le fuera realizada una cesaría a las 11:30 del día.

Pero fue hasta las 19:30 horas que recibió noticias de por parte del personal médico quienes le dieron información.

El personal médico aseguró que su bebé había nacido en excelentes condiciones pero que tenía que esperas alrededor de cinco horas para poder tener más noticias.

Hecho que de igual manera preocupó a la madre del menor pues no había visto a su bebé.

Por lo que comenzó a exigir que se lo dejaran ver.

Finalmente personal del nosocomio le enseñó a su bebé durante la madrugada, informándoles que su bebé había nacido con rasgos congénitos de Síndrome de Down.

Sin embargo los padres no creyeron eso pues durante el embarazo la mujer no había presentado ninguna anomalía.

Hecho que orilló a los médicos a confesar la verdad, pues el bebé se había caído, presentando fracturas en su cabeza.

Ante el terrible hecho y caso de negligencia del hospital, los padres solicitaron hablar personalmente con el director de la clínica.

Sin embargo el personal se ha negado rotundamente, haciendo que el tiempo de traslado del menor sea mayor por lo que corre más riesgo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba