Principales

La chamba más fácil de todas

alertarojanew1

.

.

.

Novedades Chetumal
.

Ser senador y diputado federal  y local en nuestro país es sin duda la chamba más accesible para todo mundo, ya que tener proyecto legislativo y cultura general no es una exigencia que cancele el acceso a una candidatura. Otros factores entran en juego: compadrazgos, padrinazgos, complicidades, afectos y demás factores, ajenos todos al dominio de las funciones teóricas de un legislador.

Soy de los que piensan que el grado académico no es garantía de mayor capacidad, ya que un político con estudios limitados puede hacer un buen papel o hacer un papelón. Sería además discriminatorio cerrar el paso a quienes no tuvieron la oportunidad de efectuar estudios superiores, ya que el talento y la vocación política se miden a otros niveles.

A nivel de senadores, les quedó muy grande el escaño a figuras como Jorge Emilio “Niño Verde” González Martínez, José Luis Máximo García Zalvidea y Luz María Beristain Navarrete, estos últimos senadores del PRD.

diputado beltronesEstos partidos han denigrado el trabajo senatorial, enviando a la guerra sin fusil a elementos que no tienen la menor idea de las tareas colosales que les aguardan, y que requieren antecedentes que acumulan los tiburones que saltan de la Cámara de Diputados al Senado, como Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa Patrón.

El ex gobernador quintanarroense Pedro Joaquín Coldwell es ejemplo de capacidad en esta arena, al haber acumulado experiencia en las grandes ligas. Previamente destacaron Mario Villanueva Madrid –de ahí saltó a la gubernatura –, Joaquín González Castro y Miguel Borge Martín.

En distritos competidos el partido se inclina por el carisma del aspirante, ya que su prioridad es restar ventajas al adversario para evitar sustos. Pero en el distrito de Chetumal el gobernador Joaquín Hendricks Díaz se la jugó en 2003 eliminando a un candidato con mayor poderío, como Javier Díaz Carvajal, para llevar en hombros a Víctor Alcérreca Sánchez, excesivamente impopular.

Y si bien Alcérreca no fue un fenómeno electoral, en su curul fue un torbellino de efectividad y un orgullo para Quintana Roo. Pero algunos diputados federales han hecho el ridículo, incluidos plurinominales que han sido las peores cartas de sus partidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba