Principales

Negligencia en CENDI de Chetumal

Tiro Libre

Anwar Moguel

Una grave omisión por parte de las autoridades educativas puede ocasionar una epidemia de hepatitis “A” entre los niños que asisten al CENDI “María de Lourdes Azueta Marzuca”, ya que los pequeños estuvieron expuestos a esta enfermedad altamente contagiosa por un lapso de 30 días, y las medidas para contener el contagio fueron muy tardías.

Padres y madres de familia de esta guardería externaron su preocupación y dijeron no entender porque la directora del plantel, Rina Estrella González, no tomó acciones inmediatas para evitar que el virus pudiera infectar a otros pequeños.

De acuerdo a la versión de los padres de familia, la enfermera escolar –el CENDI no cuenta en estos momentos con médico, porque está de licencia- detectó desde el 20 de mayo a una alumna de segundo grado de preescolar que presentaba la sintomatología de la hepatitis “A”, por lo que citaron a la madre de la menor quien confirmó que su hija estaba infectada por el virus.

La madre de la pequeña cometió el gravísimo error de no informar de esta situación a las maestras del plantel, ya que ella sabía que su hija tenía hepatitis desde inicios del mes de mayo.

Para colmo, la directora del CENDI decidió esperar ¡ocho días! para convocar a una reunión de padres de familia, y fue hasta la tarde del miércoles 28 de mayo cuando les informó el riesgo epidemiológico al que estuvieron expuestos sus hijos durante todo el mes.

La reacción de los padres fue de indignación total, y con justa razón. Nerviosa, la directora Rina Estrella González les dijo que ella le avisó de inmediato a su superior, Raúl Contreras Castillo, subsecretario de vinculación de la SEyC, pidiéndole autorización para cerrar el plantel y proceder a la desinfección, pero que el permiso le fue negado.

cendi chetumal 2Y es que el protocolo de atención a enfermedades tan infecciosas como la hepatitis “A” requiere acciones inmediatas, análisis a todos los niños y adultos expuestos, e incluso vacunación.

Todo indica que el miedo paralizó a la maestra Rina, porque por una semana estuvo pensando que hacer hasta que convocó a junta general para notificar a los padres de familia, causando un revuelo de enormes magnitudes.

Y tras la negligencia, ahora los padres temen que sus hijos estén contagiados de este virus, ya que los niños comparten los vasos y platos en el comedor todos los días.

El reclamo de los padres es justo y tienen todo el derecho de enojarse y exigir ser escuchados; no es posible que tardaran tanto tiempo en enterarlos de una situación que atenta contra la salud de sus hijos. Urge que la Secretaría de Educación tome cartas en el asunto y deslinde responsabilidades, porque con la salud de los pequeños no se debe jugar.

8 comentarios

  1. deberían de fincarle responsabilidad a los papas de la niña ya que sabiendo del problema no lo informaron y se les iso fácil seguir dejando a su hija

  2. los padres son los responsables, como llevas a tu hija enferma….que inresponsabilidad de esa madre que no piensa en las consecuencia para los otros niños.

  3. La verdad que son incongruentes en el CENDI, porque para cerrar la reja si son puntuales, o si los niños tienen piojitos luego luego los separan de los demás y los suspenden mínimo tres días, da coraje que para una enfermedad viral de esta magnitud, la maestra RINA, se espere tanto y las demás maestras que tanto intervienen en decisiones de la escuela porque no metieron esta vez su pico, deberían de cambiar a la directora por una muestra más de su negligencia que pone en riesgo la vida de muchos niños.

  4. La directora del plantel, es una negligente ya que ella sabia del problema y se espero mucho tiempo para informar a los padres de familia, se excusa diciendo que los protocolos a seguir eran los aplicados, pero para pedir dinero para sus gastos propios, cerrar la puerta puntualmente, suspender a los niños por uñas largas o x cosas si son bien puntuales; no se dio cuenta que puso en peligro la salud de nuestros hijos.

  5. es culpa de los papas de la niña enferma. como es posible que sabiendo que esta enferma y que es una enfermedad contagiosa la lleve a clases, poniendo en riesgo a todos los del cendi.

  6. PERDON PERO A MI JUICIO TANTO A LOS PAPAS DE LA NENA QUE TIENE ESE VIRUS COMO A LA DIZQUE DIRECTORA DEL CENDI DEBERIAN DEMANDARLOS PENALMENTE Y QUE RECIBAN UN CATIGO EJEMPLAR, COMO ES POSIBLE QUE LA DIRECTORA A SABIENDAS DE LA ENFERMEDAD DE LA MENOR LO OCULTO A LOS DEMAS PADRES DE FAMILIA, POR MI QUE LA METAN DE POR VIDA A LA CARCER TANTO A ELLA COMO A LOS PADRES DE LA MENOR, PERO PARA VARIAR DEBE SER UNA RECOMENDADA Y MUY RECOMENDADA POR ALGUN ALTO POLITICO

  7. sin el afán de echarle mas lena al fuego pero es una omisión terrible lo que hicieron tanto los papas de la nina como la directora y maestras, pusieron en riezgo de contagio si no a todos pero si a un numero importante de ninos si es que aun (ojala y asi sea) no se hayan infectado.

    Una observacion… el DIF o no se quien sea pero deberian de investigar a los papas de manera urgente ya que si son capaces de dejar a su hija enferma valiendoles su condicion ya me imagino de lo que serian capaces de hacer mas adelante.

    Mi muy humilde punto de vista.

  8. Deberían de cesar a la directora y Raúl Contreras por negligentes ya que los dos se oponen a qué halla una desinfección en el plantel el funcionario porque no se pueden suspender clases y la otra porque no puede sacrificar su fin de semana para estar con su familia. Hoy gracias a ellos hay más de 10 contagios hasta cuando hará algo el secretario de educación quien al parecer sólo esta preocupado por estar viajando y aparecer en las redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba