Principales

Paguen precio de Barcos Caribe

Playa del Carmen, 1 Nov

(Por Esto Q Roo).

Ante la confabulación de las autoridades de los tres órdenes de gobierno con el duopolio de las navieras propietarias de los Barcos México y Ultramar, para sacar de la competencia a Barcos Caribe, de la ruta marítima Playa del Carmen-Cozumel y viceversa, residentes de la isla de las golondrinas y el continente, hicieron un llamado para solidarizarse con la compañía de empresarios cozumeleños, usando sus servicios de transporte con el precio social de 69 pesos, porque si dejara de operar, el duopolio que recientemente bajó su servicio a 45 pesos para “reventarlo”, retomará su abusivo cobro de 163 pesos, y quizás hasta más para recuperar lo perdido.

Los entrevistados recordaron que antes de la entrada en operaciones de Barcos Caribe en febrero del año 2015, Barcos México y Ultramar, se habían confabulado para cobrar su pasaje en 162 y 163 pesos respectivamente, razón por la cual, en el mes de noviembre del año pasado, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), les impuso multa de 45 millones de pesos por incurrir en prácticas monopólicas absolutas, al coludirse para fijar o concertar los precios de los servicios que prestan, estimándose el daño generado al mercado de al menos 32 millones de pesos, derivado de los sobreprecios en las tarifas que se cobraron a los aproximadamente 3 millones de pasajeros que usaron el servicio anualmente entre 2013 y 2105.

En febrero del año 2015, entró en operaciones la naviera Impulsora Marítima de Quintana Roo y el Caribe S. A. de C. V., razón social de Barcos Caribe, conformada por empresarios cozumeleños, fijando un precio social de 69 pesos por el viaje sencillo, debido a que Barcos México y Ultramar cobraban 169 pesos, resultando de gran beneficio no solamente para los vecinos de Cozumel y Playa del Carmen, al obtener un ahorro de más del 50 por ciento al excesivo costo que habían pagado durante muchos años, lo que también ayudó a la afluencia de un mayor número de visitantes a la isla de las golondrinas.

La Profepa se volvió cómplice de la empresa Golfo Transportación, propietaria de los Barcos México, de los consorcios Naviera Ocean GM y Naviera Magna, dueña de los Barcos Ultramar, en la guerra emprendida en contra de Barcos Caribe para sacarlo de la competencia en la prestación del servicio de transportación en la ruta marítima Playa del Carmen-Cozumel y viceversa, la más importante del país con un movimiento de 3 millones de pasajeros al año, al clausurar de manera arbitraria su única caseta para la venta de boletos con la que contaba, alegando la falta de la MIA y su posterior demolición, cuando las taquillas de los navíos México y Ultramar son contiguas y funcionan sin problema alguno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba