NotasPrincipales

Pedófilo al descubierto

CANCÚN, 7 de junio.-

Confirmado: a través de contactos de este medio con la prensa estadounidense, podemos afirmar que por años Cancún dio cobijo a dos prófugos de la justicia, José Jesús Moreno Huerta y María Edith López Villaseñor, quienes huyeron del país vecino luego de ser acusado de abusar sexualmente de una niña de 12 años.

Acompañando estas líneas está una imagen del probable pedófilo, al momento de su detención en Santa Ana, California, publicada por el periódico “Santa Ana Register”, el 14 de julio de 1995. Queda así asentado que, contrario a las absurdas declaraciones de Moreno Huerta, no se trata de ningún “homónimo”: es él, hace 19 años.

La fotografía lo muestra tras las rejas, escuchando con una expresión sombría al intérprete de la corte, que le informaba de los cinco cargos de abuso de menores que pesaban en contra suyo, en contra de su mujer (que usaba su nombre de casada “María Edith Moreno”), y de dos secuaces más.

Uno de sus cómplices fue sentenciado, pero Moreno y su esposa no; ambos pagaron más de 125 mil dólares de fianza y huyeron a México antes de que empezara el juicio.

Ya en territorio nacional, él inventó la identidad “Luis Díaz Aguilar”, ella regresó a su nombre de soltero, y juntos, la pareja llegó a este destino turístico, donde fundaron una tour operadora, participaron en diversas iniciativas y ella incluso compitió por una diputación local, postulada por el partido Movimiento Ciudadano.

No obstante, el pasado los alcanzó el pasado martes, 28 de mayo, cuando agentes de la Policía Judicial los detuvieron por portar pornografía infantil. Pese al hermetismo con que inicialmente se manejó, rápidamente se supo que “Luis Díaz”, quien por años dirigió el “buró de turismo” era sólo un seudónimo usado para ocultar las cuentas pendientes que dejó en Estados Unidos, por la que ya fue arrestado una vez en Michoacán, según su propia admisión.

Aunque Moreno Huerta había sacado una licencia de conducir a nombre de Luis Díaz (con lo que se podía configurar el delito de usurpación de identidad), y aunque las imágenes pornográficas incluían fotos del sospechoso teniendo relaciones sexuales con una menor, al término del periodo constitucional, el juez segundo de lo penal, Víctor Manuel Echeverría Tun (el mismo que llevó el caso de Jean Succar Kuri), dictó su liberación.

VERSIÓN INSOSTENIBLE

Incluso sin la fotografía, resalta el que “Jesse” Moreno (como se hacía llamar en Estados Unidos) tenía 36 años al momento de su arresto, lo que quiere decir que hoy tendría 55 años, la misma edad que el ficticio “Luis Díaz”. Ambos son originarios de Michoacán, y también ambos están casados con una mujer llamada María Edith López; toda una serie de increíbles coincidencias entre estos “homónimos”.

Este medio, que ha seguido el caso desde antes que las autoridades siquiera confirmaran la detención del par, contactó a la prensa en California, y obtuvo no sólo las notas informativas del Los Angeles Times sobre la detención y posterior fuga de esta pareja, ocurrida en 1995, sino que además una fotografía del Santa Ana Register que confirma que “Luis Díaz” es el mismo “Jesse” Moreno.

Al haber apelado la PGJ, el caso depende del Tribunal Superior de Justicia. Aquí tienen la evidencia de que estas personas ha gozado 19 años de impunidad. Está en manos de las autoridades que finalmente paguen por los deleznables actos cometidos contra menores.

Fuente: Mario Morales (QUEQUI)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba