Principales

Policías municipales detienen con violencia a «sospechoso» frente a esposa embarazada

Chetumal, 15 de noviembre
ESPECIAL

Con lujo de violencia y frente a su esposa embarazada, un ciudadano fue detenido injustamente por elementos de la Policía Municipal dentro de las instalaciones del Hospital Materno Infantil “Morelos” de Chetumal, por ser «sospechoso» de haber robado una farmacia.

Cerca de las diez de la mañana de este miércoles se emitió la alerta policíaca para localizar al asaltante de una farmacia de la cadena “Yza”. El reporte indicaba que el sospechoso del atraco se dio a la fuga en el taxi con número económico 21.

De inmediato se realizó un operativo para ubicar el vehículo de sitio y detener al asaltante. Minutos después, sobre la avenida Benito Juárez a un costado del Hospital Materno Infantil “Morelos” se detuvo al vehículo de alquiler y se procedió a interrogar al conductor, quien a pregunta expresa de donde se encontraba el pasaje que había levantado en la farmacia, indico que se había introducido al área de urgencias del nosocomio.

Basados únicamente en el señalamiento del taxista, tres elementos policíacos detuvieron a un joven que acompañaba a su esposa a la revisión médica, pues la mujer tiene varios meses de embarazo, y sin explicación alguna procedieron a detenerlos, a pesar de que el sospechoso preguntaba a gritos las razones del aseguramiento.

Tuvieron que intervenir cuatro policías para poder someterlo y trasladarlo a la patrulla, pero estando frente al taxista este dijo que el detenido no había sido la persona que había abordado la unidad cerca de la farmacia asaltada, sino que a esa persona la había llevado a la tienda de autoservicio “Sam’s Club” minutos antes.

Pese a este testimonio, los gendarmes continuaron con la detención del ciudadano que pedía detener la acción, pues en el ajetreo su mujer había recibido algunos empujones y temía alguna afectación al bebé  por el estado de pánico en el que entró  la mujer.

Ignorando las súplicas, los elementos del orden trasladaron al detenido y al chofer del taxi hacia la tienda “Sam’s Club” para ver si ubicaban al verdadero culpable.

Estos hechos que Periodistas Quintana Roo atestiguó fueron totalmente violatorios  a  los derechos humanos del detenido  y  al nuevo código penal, en donde se concede la presunción de inocencia, además que se  actuó a pesar del testimonio del taxista de que el detenido era inocente.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba