Principales

Por no tener para pagar, lo dejaron morir

Cozumel, 21 de agosto

En el Hospital General de Cozumel, aseguran que Roger Jesús Fernández Pacheco, alias “El Royer”, recibió atención médica luego de que una ambulancia de la Cruz Roja lo trasladó hacia ese nosocomio y por no tener lesión alguna fue dado de alta, saliendo por su propio pie del hospital. En tanto que en la Subdirección de Tránsito se manifestó que desde esa clínica les certificaron que el lesionado no tenía más que algunos golpes leves y que por ello fue dado de alta; sin embargo, lo que nadie se explica cómo es que llegó de nuevo al lugar donde murió y del que la necropsia de ley arrojó que tuvo fractura en tres costillas, fractura en una pierna y fractura pélvica que le ocasionó sangrado por la vía rectal.

Prosiguen la dudas respecto a la forma en que el “Royer” tuvo las lesiones que le produjeron la muerte, ya que en la clínica admiten haberlo atendido pero que no tenía nada, por lo cual lo dieron de alta, y diez horas después lo encontraron muerto a unos 15 metros de donde lo atropellaron el domingo. De este asunto el Servicio Médico Forense (Semefo) determinó que tuvo fractura en tres costillas y una fractura más en la región pélvica ambas en la zona izquierda, aunado a una hemorragia interna y sangrado por la vía rectal.

La versión que al respecto dio Héctor Mac Marín, director del Administrativo Jurídico del Hospital General, fue que alrededor de las 20:45 horas del domingo fue ingresado el “Royer”, recibiéndolo el doctor Julio Martínez López, “se le da tratamiento, se le pone solución, suero, y vitaminas para bajarle el estado etílico en que venía. Se le manda hacer análisis sanguíneos y a tomarle placas de pecho y la pierna derecha y tanto en las placas de tórax y pierna derecha no se reporta ninguna fractura de ningún tipo”.

Respecto a las lesiones que el personal del Semefo estableció que tuvo el indigente, comentó, “eso es probable por la hora en que lo encontraron, no sabemos si después de que salió de aquí pudo haber tenido algún tipo de lesión o algún accidente posterior. El señor salió de aquí alrededor de las 23:40 más o menos del mismo día, estaba con un familiar y con la persona con la que tuvo el accidente (Antonio de Jesús Hau Verde). La persona con la que tuvo el accidente vino, estuvo aquí con él junto con un familiar de él, no sabría decir si era su hermana o su esposa, pero sí había gente con él y el señor salió por su propio pie, ya se la había bajado el estado de intoxicación, ya no tenía mayores problemas, se le dio tratamiento intramuscular e intravenoso aquí. Pero referente a las lesiones que tuvo, el señor no hubiera podido caminar de ninguna manera ni salir por su propio pie si hubiera tenido una fractura de pelvis”.

Se le preguntó si su salida quedó registrada en las cámaras de video internas, a lo que contestó que así debería de ser; lo cual de haber sucedido despejaría todas las dudas que cubren este polémico caso.

Versión de Tránsito

En esta dependencia se otorgó información de carácter extraoficial al estar prohibido proporcionarlo si no es de los altos mando, exponiendo que el accidente sucedió en la avenida 70 entre 2 y 4 Norte de la colonia Emiliano Zapata, cuando Roger Jesús Fernández Pacheco caminaba de Poniente a Oriente en medio de 70 avenida atravesando la arteria, cuando de repente fue embestido en su costado izquierdo por una motocicleta marca Yamaha tipo Mieship F2-5, de color rojo, conducida en dirección de Norte a Sur sobre la mencionada avenida, por Antonio de Jesús Hau Verde.

En el certificado médico de la corporación, resalta que el paciente no tenía nada más que una contusión por caída a causa de un accidente vial, con leve afectación o excoriación en la rodilla izquierda y pierna izquierda, lo cual se supone que se obtuvo mediante los estudios que le practicaron en el Hospital General, de donde se les informó que no tuvo lesiones de consideración, por lo cual no hubo sanción para el motociclista, ya que se consideró al ahora occiso como el responsable del percance.

Investigación de la Policía Judicial

Por su parte Ángel Ramón Vázquez, comandante de esta corporación mencionó que en el Hospital General no les dieron las facilidades para investigar, no les enseñaron radiografías, imágenes de las cámaras de circuito cerrado, ni las bitácoras del agente de seguridad, a diferencia de Tránsito municipal donde les dieron la información.

Y que de acuerdo a lo manifestado por Antonio de Jesús Hau Verde, al “Royer” no se le dio el trato digno en el nosocomio, pero que estuvo pendiente de él y que se hizo cargo de los pagos, luego recibió la información del médico que el atropellado estaba bien y que no tenía nada por eso lo dieron de alta y que salió caminando.

Fuente: Por Esto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba