Principales

Quintana Roo se pinta de Verde en la Cámara de Diputados

Haydee García

Cual voraz tucán caribeño, el Partido Verde se está comiendo a bocados la parte más grande del pastel político en Quintana Roo, desplazando de las posiciones más jugosas incluso a los militantes de Morena que, cual limosneros, se quedaron con las migajas que les cayeron de la mesa de las negociaciones políticas de las cúpulas partidistas, dónde el nefasto “Niño Verde”, Jorge Emilio González Martínez, ha dejado sentir todo su poder.

Y es que la situación es absurda: a pesar de que electoralmente los tucanes aportaron una ridícula cantidad de votos a la coalición de Morena-Verde-PT y Más, ¡se quedó con tres de las cinco diputaciones federales con las que hoy cuenta Quintana Roo!

Así, el partido Verde tiene en la LXV Legislatura de la Cámara de Diputados mayor peso en Quintana Roo que los guindas, quienes ocupan solo dos posiciones con la cancunense Alma Anahí González Hernández, en el Distrito 02 y Alberto Batun Chulim, en el Distrito 03.

Y si el hecho de que Morena cedió dos candidaturas al Verde fue considerado un exceso, ahora que la ruleta del destino logró que la diputada Santy Montemayor Castillo se colara de último momento como diputada plurinominal por Quintana Roo debido a que no se cumplía con la paridad de género a la que obliga la ley, se nota mucho más el desbalance de poder.

Con este movimiento los tucanes se siguen fortaleciendo, pues montados en la ola de Morena se han abalanzado por las posiciones más deseadas como pirañas, pero lo peor es que están consiguiendo su objetivo.

Esta no es la primera ocasión que el Partido Verde realiza tales maniobras. Siempre ha sido un partido oportunista acostumbrado a ser la meretriz de lujo del partido que esté en el poder, como lo era en su tiempo el PRI, al que abandonó para lanzarse a los brazos de su nuevo patrocinador político.

Pero ese padrinazgo ha sido muy perjudicial para Morena a nivel local, desplazado también en el Congreso del Estado donde los Verdes se hicieron, gracias a su alianza con Morena, del control por un año de la presidencia de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo) con el diputado Erik Gustavo Miranda García, quien además mueve sus hilos en varios municipios de la zona norte insertando en ellos a su equipo de juniors.

La manipulación y el poder son armas muy fuertes que saben usar los del Partido Verde en Quintana Roo. Y cuidado, porque van por más…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba