Principales

El SUTAGE, secuestrado por un dirigente espurio

La ofensiva para tumbar a Roberto Poot Vázquez del trono del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado (SUTAGE) se recrudece. Este dirigente “espurio” ha permanecido desde hace 12 años al frente del sindicato de burócratas y la rebelión de las bases sigue subiendo de tono.

En esta coyuntura del hartazgo, Ángel Manuel Pech Oliva se destapa como aspirante a dirigir el SUTAGE, aclarando que la prioridad es arrebatarle a Roberto Poot la silla que ha exprimido, dando rienda suelta a la corrupción con malos manejos de cuotas, venta de plazas y asignación de estas a familiares y amigos.

Roberto Poot se niega a emitir la convocatoria con la excusa de la pandemia, consciente del rechazo en su contra por la irritación de miles de trabajadores que ya no lo soportan y están decididos a extirparlo, aunque cuenta con la solitaria protección de Catalina Portillo Navarro, Secretaria del Trabajo y Previsión Social.

Este dirigente se apoderó de la dirigencia del SUTAGE en 2008, estando en su apogeo el gobierno del priista Félix González Canto. Permaneció en el gobierno de Roberto Borge Angulo y ha permanecido con Carlos Joaquín González, quien no le ha dado un respaldo decidido.

Pech Oliva –trabajador sindicalizado de la Secretaría de Salud, con cinco años de antigüedad – dice que Roberto Poot “está haciendo reuniones y asambleas amañadas para recolectar firmas con la intención de reelegirse, o quiere dejar a su hombre de confianza al frente del Sindicato. Ya no lo podemos permitir porque sería más de los mismo”.

“Ya son 12 años de impunidad, 12 años de transas, 12 años de amañarse elección tras elección, aunque la gente no ha estado de acuerdo. Los trabajadores ya estamos hartos; ya no lo queremos porque nunca ha entregado cuentas de las cuotas que nos descuentan. Se ha hecho millonario con las cuotas, con la venta de plazas amañadas y con la asignación de plazas a sus parientes, amigos y conocidos”. 

Estamos recolectando firmas para que este tipo lance la convocatoria Ya estamos hartos de sus amenazas, de que les va a quitar compensaciones y de que los va a correr del sindicato y de que les va a quitar la plaza”.

“Ningún delegado está con él, pero algunos lo apoyan bajo amenaza. Nosotros queremos quitar a este tipo que sigue chupando de las cuotas de los trabajadores”.

Ayer Roberto Poot visitó Felipe Carrillo Puerto y cosechó duros reclamos de trabajadores de la Secretaría de Salud, quienes manifestaron que la convocatoria para la elección de dirigente será lanzada en las tres primeras semanas de septiembre y Roberto Poot y su planilla no podrán participar en el proceso.

“La pandemia que hay no es pretexto para que se lance convocatoria para elecciones; el voto es libre y secreto y se puede desarrollar el proceso con las debidas precauciones de sana distancia y protección de cubrebocas”, dice Ángel Manuel Pech Oliva.

Por lo visto, los días de Roberto Poot están contados en el negocio del SUTAGE, porque su liderazgo espurio ya es insostenible política y gremialmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba