Principales

“Hemos visto venganzas hasta con Carlos”: Renán Castro Madera

Por Luciano Núñez

Las charlas con Renán Castro Madera suelen ser extensas, profundas y acaloradas: su cabeza es un enjambre de información y recuerdos. La leyenda dice — y él mismo lo confirma– que su jornada laboral se extiende hasta las tres de la mañana y la retoma a media mañana como un obrero de la información. Se hizo desde abajo en el periodismo cargando una maleta y viene de una familia de artesanos, por lo que repara en cada detalle.

Así dirigió el periódico Por Esto! Quintana Roo durante más de 20 años; un impreso que se encontraba tanto en los más remotos pueblos de terracería de la zona Maya, como en la principales avenidas de Cancún. Único en su tipo, el impreso logró los mayores tirajes de la región y las más amplias coberturas. Hoy, de aquel proyecto peninsular, queda un remedo con problemas de liquidación laboral, de tiraje y de pugnas familiares que pulverizaron al monstruo periodístico que llegó a tener la influencia como ningún otro. Ya con la edición digital lista de Cambio 22, su proyecto propio, Castro Madera contesta el teléfono mientras se prepara un café para acomodarse a una extensa charla en la que hablará de sus orígenes, su ascenso como director y de una mística que hoy imprime con sus apóstoles de siempre, con los que busca ocupar un espacio que, afirma, quedó a la deriva, sin que nadie le ponga tinta.

-Quisiera comenzar la entrevista haciéndote un ejercicio de memoria. ¿Te acuerdas cuál fue la primera nota que fuiste a cubrir?

-Sí, desde luego Luciano, cómo no la voy a recordar. Fue en el desaparecido periódico Mundo de Cancún. Fue una nota de una manifestación en el Palacio Municipal en contra de Arturo Contreras Castillo, encabezada por Magaly Achach, que en ese entonces era ella dirigente de una organización de colonos muy fuerte. Traía unos pleitos muy fuertes con el entonces gobernador, Miguel Borge Martín, y el presidente interino que era Arturo Contreras Castillo, porque ya había renunciado Mario Villanueva Madrid para convertirse en senador de la República. Fue algo muy interesante, algo que nosotros ya veníamos realizando en la Ciudad de México con Adolfo Fernández Cepeda, en la naciente Radio Universal, que después se convertiría en una poderosa estación de música del ayer. Hoy, es un referente en México. Yo era una de las personas que colaboraba con Fernández Cepeda, un gran amigo que me arropó porque yo era un chamaco de 18 años, y en tanto estudiaba, pues trabajaba con él en mis ratos libres; yo era el que le cargaba el portafolios y a veces redactaba y todo lo que se necesitara ahí en la estación.

-¿Tú naciste ahí en la Ciudad de México?

-No, yo nací en Tizimín, Yucatán, sólo que me salí a los 14 años. Mi familia, al divorcio de mis padres, mi padre se queda en Tizimín, él pues toda su vida fue artesano, talabartero y ganadero. Él en las tardes se dedicaba al rancho y el resto del día a la talabartería, junto con mi abuelo. Yo tuve la oportunidad de salir a la Ciudad de México a estudiar periodismo en la UNAM y también estuve en el Heroico Colegio Militar, ambas carreras truncas, pero en el tiempo libre que tenía me lo pasaba en Cancún, porque mi mamá por cuestiones laborales llegó a Cancún, en donde fue secretaria de la Comisión Federal de Electricidad, de parte de mi mamá la mayoría de sus familiares han trabajado en la Comisión Federal de Electricidad, de los primeros que llegaron aquí a Cancún, te estoy hablando de 1971.

Ni se había creado Cancún todavía.

-Se estaba creando. Todavía eran pequeños campamentos que había, entonces la familia de mi mamá llegó, ellos fueron los primeros que tiraron las primeras líneas de energía eléctrica desde el poblado de Xcan, Yucatán, porque la subestación era la que alimentaba los campamentos de trabajadores de la construcción que estaban laborando para crear Cancún. De ahí yo tengo una relación muy cercana con Cancún, soy cancunense.

-¿Cómo fue tu proceso para llegar a ser director del periódico impreso más importante del Estado?, con una penetración que, creo, todavía no tiene ningún otro…

 

-En 1993, el 17 de abril de 1993, recién había asumido el cargo de gobernador Mario Villanueva y se da un hecho sangriento que repercute a nivel internacional, principalmente, en ese submundo del narcotráfico: asesinan a Rafael Aguilar Guajardo, el jefe del Cártel de Juárez; entonces, yo era un reportero de policía en Cancún y me toca cubrir este evento de la ejecución, porque yo recuerdo que éramos pocos medios en ese entonces. Estaba el Diario de Quintana Roo, el Novedades, el Diario de Yucatán y párale. Creo que sí ya existía el Por Esto! en su primera etapa, yo todavía no estaba, pero pues era mínima su presencia. Estaban empezando con Toño Callejo, Víctor Hugo Guzmán, Gloria Palma, en el Por Esto!

-Tú estabas en El Mundo…

-Conmigo estaban Lisandro Coronado, Julio Cuello, Ismael Gómez Dantés, sí, en el Mundo de Cancún. Y me toca cubrir ese evento. Los domingos, por lo general, los reporteros… y lo digo y si ofendo a alguno de los compañeros, que me disculpe, pero esta es una práctica muy común en ese entonces en los medios impresos: llegar, agarrar el boletín, en ese entonces no había celulares, no había nada, ni viper había, todo era por teléfono o en presencia. Entonces llegaban, copiaban el boletín y se iban, y yo era el único que me quedaba, porque me gustaba, porque después de las 3 o 4 de la tarde en Cancún empezaban los pleitos familiares, las rencillas en las fiestas y empezaba a llegar información y, a veces, ahí agarrabas las notas buenas, las mejores notas.

-Era la hora de la cacería de la nota roja…

Apelarán sentencia contra 'El Vikingo' – Noticaribe
Foto: Noticaribe.

-Estaba sentado como a las 3 de la tarde haciendo guardia; entonces llega corriendo “El Vikingo”, Velasco Delgado, que hoy está encarcelado por nexos con los Zetas por la muerte del General Mauro Enrique Tello Quiñones. Llega corriendo con el delegado de la Policía Federal de Caminos; y se empiezan a armar y yo le pregunto a Velasco Delgado ¿qué está pasando?” y me dice: “súbete”. Y llegamos a la Zona Hotelera, al restaurante Lorenzillos y, un poquito antes de llegar, donde estaba el entonces Hotel Miramar Misión, donde está Clarisa y Palma, ya estaba rodeado de policías federales, vestidos de negro, encapuchados y no nos dejan pasar.

-Custodiando la escena del crimen…

-Se bajan, hablan con ellos y no los dejan pasar: eran elementos del Instituto Nacional para el Combate a las Drogas, que después se convierte en Siedo y después en Seido. Entonces ellos se quedan y hablan creo con el Presidente, el Presidente le habla al gobernador; el presidente municipal era Carlos Cardín Pérez y el gobernador Mario Villanueva Madrid. Habla con Mario, piden instrucciones, creo que tienen que hablar a la Ciudad de México, y bueno, después de unos minutos los dejan pasar. Velasco Delgado les dice: “él es mi fotógrafo”, entonces entro y tomo las únicas gráficas que existen de Rafael Aguilar Guajardo tirado en el piso, con una extranjera que decían que era la agente de la DEA.

-Una nota internacional

– Justo May, un viejo periodista quintanarroense, que en ese entonces era Jefe de Información del Novedades y corresponsal del Universal, me pide las fotos y la circula; al otro día todos la publican y el Universal sí me dio el crédito “Fotos: Renán Castro”; circulan por todo el mundo, la retoma AP, la retoma EFE, porque fueron las únicas fotos en donde se constataba que habían matado al entonces jefe del Cártel de Juárez, que lo manda a matar El Señor de los Cielos, pero esa es otra historia.

Un duro periodista forjado en el viejo molde

Lleno de anécdotas, de pasión y de ganas de emprender, el viejo periodista se emociona con los retos de la pandemia: dejó de fumar, bajó de peso y dedica buena parte del día a reuniones y cuajar Cambio 22. Interviene “como puede” en los entramados digitales, sigue persistente la evolución de las noticias y puede recitar de memoria los nombres y apellidos de sus colaboradores. Sabe cuánto demora un trabajo, cuánto cuesta y cómo debe hacerse.

En su extenso camino como director ha sufrido amenazas, un granadazo, en el año 2006 y las vicisitudes de la policía. La muerte de Mario Renato Menéndez Cámara, hijo del dueño del Por Esto!, Mario Renato Menéndez Rodríguez, marcó el ocaso de aquel gran periódico que generó dos proyectos peninsulares: Cambio 22 y Punto Medio en Yucatán, capitaneado por Rodrigo Menéndez Cámara, otro de los hijos de don Mario. Meses atrás, el dueño del rotativo hizo borrón y cuenta nueva: removió en Cancún y Yucatán al personal de sus áreas contables, financieras e informativas, y dio paso a una nueva plantilla directiva encabezada por su hija, Alicia Menéndez Figueroa, con el cargo de vicepresidenta del Consejo de Administración. Detrás de todo, dice una fuente consultada, estaría la división de bienes y el control de una mina de oro editorial, hoy, con serios problemas también en su sede en Campeche.

-Usted formó parte de la segunda etapa de Por Esto!

-Sí, después de que se rompe la sociedad con Mario Renato Menéndez, que era el dueño; entonces creo que estaban Arturo Contreras, la familia Handall, y había como cinco socios quintanarroenses; que fueron los que habían financiado el proyecto, eran puros pro-borgistas (de Miguel Borge Martín), porque el Por Esto! nace a raíz de hacerle un contrapeso al Novedades que traía un pleito con el entonces gobernador. El Diario de Quintana Roo no dio resultado para la defensa y, en ese entonces el concesionario de la Superior, Mario Rendón, era el dueño. Entonces hacen este proyecto del Por Esto!

-Fue toda una ruptura…

-El proyecto de Por Esto! era una novedad porque estaba rompiendo, en Yucatán, con viejas hegemonías, como las del Diario de Yucatán. En el Diario de Quintana Roo hubo algunos problemas, porque Mario ya era un gobernador, muy autoritario; entonces ellos se pelean, rompen, Mario les quita esa parte del proyecto o de la inversión a los borgistas, porque hay una anécdota allá que algunos lo deben recordar; Mario cuando llegó quería meter a la cárcel a Miguel Borge, y de estas venganzas que hemos visto hasta con Carlos (Joaquín).

-Suena fuerte…

Libran orden de aprehensión contra ex tesorero de Roberto Borge ...

– Yo les digo venganzas porque lo son, porque ahí lo está demostrando la salida de Alejandro (Marrufo); o sea, ni siquiera se preocupan por hacer una buena investigación para sustentar los hechos y meterlos a la cárcel.

 “VAN A SER UNOS GOLPES CONTUNDENTES PARA CARLOS JOAQUÍN SI NO SABEN MANEJAR ESTA CRISIS”

-Se cayeron casi todas las causas…

-No estoy diciendo que sean inocentes, pero se llevan más por el hígado que por el cerebro y por la razón, ahí están las pruebas; que van a ser unos golpes contundentes para Carlos Joaquín si no saben manejar esta crisis, porque es una verdadera crisis. Lamentablemente, en ese entonces ocurre lo mismo con Miguel Borge y Mario Villanueva, aferrado Mario en meter a la cárcel a Miguel, entonces en el inter les quita toda la inversión y se la dan a Mario Rendón. En esa coyuntura, en ese cambio, yo entro y como le llamaba Mario Renato, “en la verdadera fundación del Por Esto!

-Nace un periódico como contrapeso informativo…

– Fíjate que cuando le quitan la franquicia del por esto!, a los borgistas (por Miguel Borge Martín) se la entregan en su totalidad a Mario Renato Menéndez, en una transacción poco clara que termina por despojar a los socios fundadores. Coyunturalmente Mario Villanueva lleva inclusive a la cárcel a varios funcionarios estatales y de Benito Juárez, en una clara venganza del entonces gobernador para posicionarse y trazar un gobierno autoritario, que como consecuencia, al final de su mandato lo lleva a Cárcel.

-Las transiciones de gobierno siempre han sido complejas

– Hay una anécdota: Miguel Borge quiso que Arturo Contreras fuera candidato (el hoy secretario de gobierno). Pero Mario Villanueva, con el padrinazgo de Víctor Cervera Pacheco y Adriana Salinas de Gortari, que radicaba en ese entonces en Cancún, hermana del presidente, se impusieron con su hermano Raúl Salinas, que después Ernesto Zedillo lo mete a la cárcel. Yo cubría todas las fuentes y andábamos en el pul de prensa, que todavía se usa en Yucatán. Estábamos con Sergio Caballero (director de Noticaribe Peninsular) y vamos a la oficina de prensa, que estaba frente a Bomberos, y era el último evento de Miguel Borge. Era el banderazo de la primera etapa de avenida Bonampak. Para afectar ese evento de Miguel, Mario le hace otro en el hotel Plaza Caribe, que era su favorito. Hace una cena de bienvenida. Vamos Sergio y tu servidor, que éramos de segunda división, en un aventón que nos dio un colega en un vochito, y cuando llegamos estaba la gente de la colonia: Mario ya había amenazado a medio mundo y hasta corre gente de Quintana Roo, a una Asociación de Colonos. Los únicos que fuimos éramos Sergio y yo. Escribí la crónica, con un gobernador, no sólo cansado de la administración, sino por los demonios que Mario había soltado contra él, y eso hace que se exilie Miguel Borge todo el sexenio de Mario. Era Miguel un hombre lleno de impotencia por lo que había dejado de hacer, por el golpeteo de Novedades durante todo su gobierno, y todo lo que Mario lo había amenazado. Así comenzamos en la brega periodística.

-¿Cuánto tiempo duró su etapa en el Por Esto!?

-Estuve dirigiendo el Por Esto! casi 24 años, o sea 23 años con 7 meses.

-Todo un ciclo…

-Claro, por eso el nombre de Cambio 22, porque fue todo un cambio. El 22 es un número muy significativo. El 22 de febrero de 1993 se funda el Por Esto! en Quintana Roo y el 22 de marzo nos despiden, justamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba