Columnistas

Corrupción de la XVI Legislatura y la Fiscalía

Haydee García

La victoria de Morena en Quintana Roo no solo se debió a la ola del efecto AMLO como muchos creen, sino a las múltiples irregularidades de dependencias autónomas como la XVI Legislatura y la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo, donde la corrupción se ha dado con gran descaro y cinismo, como se refleja en el caso particular de Wayne Jesús Cachón Carrillo, quien tiene doble plaza y en el mismo horario trabaja en ambas dependencias.

Este personaje también está como Secretario de Actas y Acuerdos del Comité Ejecutivo del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado (T.S.T.S.G.E), otro círculo donde la corrupción está a la orden del día.

Y es que el puesto que ostenta le fue otorgado por su amigo Roberto Leonardo Poot Vázquez, Secretario General de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicios del Gobierno del Estado de Quintana Roo. El fin es seguir manteniendo la mafia de las plazas sindicalizadas que son usadas como bunquers para proteger a los empleados de los jefes en turno, y nunca son usados para los fines que deberían, que es luchar por los derechos de los trabajadores.

 Al final la corrupción más grande la representa el Congreso del Estado de Quintana Roo con la XVI Legislatura, el cual se supone que es un poder autónomo  que debería velar por los intereses de los ciudadanos, pero que únicamente están al servicio del corrupto gobierno en turno, en este momento “El Gobierno del Cambio”.

Regresando al tema de Wayne Jesús Cachón Carrillo, este es solo uno de tantos empleados corruptos apoyados por la mafia del poder, quien bajo el mismo horario cobra doble plaza y ostenta otros cargos, según datos del Portal de Transparencia.

Para darse una idea mi estimado lector, Cachón Carrillo cobra un monto mensual de $9,758.00, más apoyo de días económicos de $732.30 cada cuatro meses, más Estímulo por Puntualidad de $488.20 y un Estímulo Mensual de $488.20 en la Fiscalía General.

En el mismo periodo del mismo año, información de la Plataforma Nacional de Transparencia dentro del Poder Legislativo (Congreso del Estado de Quintana Roo), aparece con puesto de Especializado A dentro de la Secretaría General, donde cobra un monto mensual bruto de $15,935.66, más percepciones adicionales por Quinquenio de $880.00, por Estímulos Mensuales $568.08, Estímulo por Puntualidad $488.20, $3500.00 día del padre, más $2000 del día del abogado y $3250 de apoyo escolar.

Tan solo entre los dos sueldos privilegiados, sin las múltiples prestaciones, este empleado quien irónicamente pertenece al sindicato de trabajadores se lleva alrededor de 300 mil pesos al año por servir al corrupto Gobierno del Cambio, mientras a 298 elementos policiacos de Chetumal, Bacalar, Felipe Carrillo Puerto y Policía Rural de Quintana Roo que se encuentran de comisión fuera de sus ciudades se les deben tres meses de viáticos.

El privilegio de la corrupción de la Fiscalía General del Estado y de la XVI Legislatura está encabezada por el diputado Eduardo Martínez Arcila no tiene límites; y mientras le dan privilegios a unos cuantos empleados que le sirven para limpiar y maquillar sus actos de corrupción dejan a cientos de familias de la Policía de Quintana Roo con hambre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba