Alerta Roja

El peligro no es Mara, sino el insaciable Niño Verde

Mara Lezama es favorita en la guerra por la gubernatura y lo es por la marca Morena liderada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, cuya popularidad ronda los dominios de Júpiter. Pero su posible triunfo será más festejado por «El Niño Verde» Jorge Emilio González, quien como anaconda bebé ha ido creciendo en la recámara hasta estrangular a los dormilones.

“Podemos estar peor con Mara Lezama”, desliza un estratega del equipo de Laura Fernández Piña, futura candidata de la coalición PRD, PAN y Confianza por Quintana Roo y que se fortalece como solitaria adversaria de Mara, quien no ha puesto límites al insaciable Niño Verde.

Laura Fernández rompió con el Niño Verde, quien saborea el suculento manjar de la gubernatura dando por hecho que Mara Lezama va a ganar y podrá mangonearla. Una prueba amarga la ha dado el Niño en Puerto Morelos, donde con suerte hay algún habitante de casa porque ordenó el despido de 300 portomorelenses y hasta el Cabildo es integrado por fuereños, aprovechando la brutal incompetencia de Blanca Merari Tziu Muñoz, quien ha traicionado la memoria de su esposo Ignacio Sánchez Cordero, asesinado por motivos políticos aquella mañana del 24 de febrero de 2021.



Nacho Sánchez era el futuro candidato del Verde Ecologista en alianza con Morena. Este personaje ganaba incluso como candidato independiente, pero alguien en la penumbra ordenó su ejecución, abriendo el paso a la viuda convertida en sumisa asistente del Niño Verde, quien paladea el botín de la gubernatura.

Podemos estar peor y Mara Lezama no es el peligro, sino el Niño Verde que con su franquicia ha sabido sacar partido formando alianza con quien gane la Presidencia, porque fue reciente aliado del PRI en la batalla por el trono de Palacio Nacional.

Imaginen a Gustavo Miranda García como Secretario de Gobierno y a una pandilla de fuereños en todas las posiciones, porque el Niño Verde no se mide con sus designios. Nuestro exsenador es como el niño habituado a que papá y mamá le cumplan todos sus caprichos, pero en este caso es más tóxico porque ya siente las riendas del máximo poder y podrá hacer y deshacer, a menos que Mara Lezama le ponga freno si gana la guerra.

En la entraña de Morena se sienten burlados, ya que el Presidente Andrés Manuel entregó Quintana Roo al Niño Verde y desechó a los más competitivos de casa, como Rafael Marín Mollinedo, Marybel Villegas Canché y José Luis Pech Várguez.

Laura Fernández Piña se está fortaleciendo como la solitaria adversaria de Mara Lezama y del Niño Verde, en el orden que prefieran. Va fuerte la expriista cancunense, aprovechando la postura relajada del equipo de Mara que ya festeja un triunfo que se tiene que ganar en la cancha. Recuerden Nuevo León.

Por ello muchos lamentan que Alejandro Moreno Cárdenas (Malito Moreno) haya hecho a un lado a su partido en la alianza con PRD y PAN, siguiendo el juego al Niño Verde. Con esta maniobra sepulta al Tricolor en el Caribe, porque Leslie Hendricks Rubio es como la selección mexicana con el Tata Martino en la Copa del Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba