Principales

Tumba el Tribunal Superior sentencia a ex escoltas de Bibiano Villa

Chetumal, 17 de abril.-
El Tribunal Superior de Justicia del Estado ordenó al Juzgado Segundo Penal dejar sin efecto la sentencia dictada a Ulises Martínez Jiménez y Eduardo Sánchez Hernández, exescoltas del secretario de Seguridad Pública, General de Brigada Retirado Carlos Bibiano Villa Castillo, y al mismo tiempo pidió reponer el procedimiento desde la etapa de ofrecimiento de pruebas, por una reunión de peritos que no se llevó a cabo en su momento.

escolta preso2 Esa reunión de peritos se llevó a cabo este miércoles en las oficinas del Juzgado Segundo Penal, en donde estuvieron presentes los peritos de ambas partes. Los presuntos homicidas buscan demostrar que no fueron ellos quienes dispararon al agente de la Policía Estatal Preventiva, Jorge Amir Flota Matos, el día de los hechos, ocurridos en agosto del 2011.

Los exescoltas Ulises Martínez Jiménez y Eduardo Sánchez Hernández fueron sentenciados a 10 y 5 años de cárcel, respectivamente; el primero por los delitos de homicidio calificado y abuso de autoridad, y el otro por homicidio en grado tentativa y por abuso de autoridad; pero apelaron dicha sentencia, insistiendo en que son inocentes de la acusación que se les imputa.

Por lo que el expediente del caso fue turnado a disposición del Tribunal Superior de Justicia del Estado para su estudio respectivo y recientemente la Sala Mixta de Chetumal de dicha dependencia, integrada por los magistrados Juan García Escamilla, Norma Loría Marín y Sandra Luz Moralez Gutiérrez, luego de analizar el caso, dejó sin efecto la sentencia dictada a los dos asesinos.

Al mismo tiempo, ordenó al Juzgado Segundo Penal reponer el procedimiento desde la etapa de ofrecimiento de pruebas, por una reunión de peritos que no se llevó a cabo en su momento.

De esta forma, este miércoles al mediodía se llevó a cabo la reunión en la que estuvieron presentes peritos de ambas partes. Los presuntos criminales buscan demostrar que ellos no dispararon la camioneta en la que viajaba el agente de la Policía Estatal Preventiva, Jorge Amir Flota Matos, el día de los hechos.

Versión es poco creíble, ya que hay testimonios de policías que afirmaron en su momento que los escoltas del Secretario de Seguridad Pública fueron quienes asesinaron al agente policial.
Tras la reposición de esta reunión, el Juez Segundo Penal, Daniel Farah Godoy, analizará nuevamente el expediente del caso y luego dictará una nueva sentencia al respecto, que podría ser condenatoria o absolutoria.

Como se recordará, el pasado 29 de agosto del 2011, los dos escoltas del secretario de Seguridad Pública dispararon a la camioneta Van en la que viajaban Jorge Amir Flota Matos, Gustavo Gómez Canul y Alejandro Pelcastre Gorocica, cuando éstos iban persiguiendo una Suburban que era guiada por el contrabandista “El Español”, por orden del secretario de Seguridad Pública, Carlos Bibiano Villa Castillo.

Ese día, Flota Matos resultó gravemente herido y falleció al día siguiente, cuando iba a ser trasladado a la ciudad de Mérida vía aérea.

escolta preso1En un principio, las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública ordenaron a los dos policías que sobrevivieron a la balacera a que no dijeran la verdad de lo ocurrido, pues desde la noche de los sangrientos hechos la Secretaría de Seguridad Pública emitió un comunicado en que informó que la muerte del policía se debió a un enfrentamiento con un grupo armado.

Es más, hasta el secretario de Seguridad Pública, Carlos Bibiano Villa Castillo se atrevió a decir que sus escoltas respondieron a una agresión de “El Español”, quien viajaba en una Suburban; sin embargo, más tarde, el entonces secretario de Gobierno, Luís González Flores, y el procurador de Justicia, Gaspar Armando García Torres, convocaron a una rueda de prensa para presentar a los verdaderos responsables de la balacera, que resultaron ser escoltas de Villa Castillo.

Esto se dio porque cuando los agentes preventivos que sobrevivieron de la balacera comparecieron a rendir su declaración ministerial con relación a los hechos, se armaron de valor y dijeron que los escoltas del secretario de Seguridad Pública fueron quienes balearon la camioneta Van.

Asimismo, explicaron que al día siguiente de los hechos, recibieron instrucciones de sus superiores de que no dijeran la verdad sobre lo ocurrido, pero los valientes policías no se prestaron a la mentira con que autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública querían encubrir el asesinato.

Gracias a ellos, al secretario de Seguridad Pública, Carlos Bibiano Villa Castillo no le quedó más remedio que arrestar a sus dos escoltas y presentarlos ante el Ministerio Público del Fuero Común para las investigaciones correspondientes, que abriéndose el proceso penal que concluyó este día con la sentencia dictada.

Fuente: PorEsto

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba