Principales

Más gasolineras

Golpe de Mazo

Novedades Chetumal
.

Un duro revés se llevó el Ayuntamiento capitalino cuando la semana pasada  un juzgado federal otorgó a una empresa gasolinera el permiso para reanudar la construcción de una estación de servicio que el municipio había suspendido a mediados de 2014 porque ésta se construía en una zona habitacional densamente poblada, en la confluencia de tres colonias de esta capital.

Recordemos que la lluvia de gasolineras inició en el período de Andrés Ruiz Morcillo, quien permitió estos negocios incluso a unos cuantos pasos de primarias y jardines de niños, pese a los reclamos de padres de familia que se cansaron de protestar.

En campaña, Eduardo Espinosa Abuxapqui lanzó la promesa de no autorizar la construcción de más gasolineras en la ciudad, sobre todo si no se respetaba la distancia que por ley deben mantener con áreas pobladas. Sin embargo, aunque en su gobierno no se ha autorizado la instalación de más gasolineras, desde el fallido trienio pasado algunos empresarios obtuvieron sus permisos de construcción y de cambio de uso de suelo, como en este caso.

La lucha legal del Ayuntamiento que también tiene la presión de los empresarios del ramo por la evidente saturación del mercado gasolinero en Chetumal, pretendió frenar esta obra cuya construcción inició a mediados del 2014 definitivamente, pero los dueños de la gasolinera dieron pelea y un juez federal les dio la razón, permitiendo la construcción de la nueva estación en la esquina de la avenida Erick Paolo y  avenida Magisterial.

Horas después de recibir luz verde, la empresa puso manos a la obra con obreros trabajando 15 horas al día, causando molestias a los vecinos por el uso de maquinaria pesada desde muy temprano y hasta muy tarde. Al ritmo que llevan, se espera que en menos de un mes la gasolinera número 33 de Chetumal empiece a operar.

La derrota legal del Ayuntamiento trae consigo otra consecuencia poco grata, pues hay al menos otros tres permisos concedidos desde el trienio de Carlos Mario Villanueva. Y con esta decisión el juzgado sentó un precedente jurídico que ata de manos al municipio para cualquier acción en contra de estas empresas. Los otros permisionarios tienen el camino libre de obstáculos para levantar sus gasolineras en el momento que así lo deseen.

Abuxapqui cumplió con su promesa de no dar más permisos para empresas del ramo, pero la percepción social será que cumplió a medias, ya que no pudo impedir la apertura de nuevas gasolineras durante su mandato.

Un comentario

  1. Pendejo se hace «Abuchaqui», no quiso clausurar la estación de gas de TOMZA, llegó la SENER, lo hizo y otra vez reinciden, recargan tanques domésticos en una zona poblada y transitada, cuando explote… con ella explotarán las ilusiones del gordo de ser presidente municipal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba