Principales

Morir en Jalisco

alertarojanew1

.

.

.

Novedades Chetumal
:

Por el creciente río de sangre que nos insensibiliza pasó desapercibido para muchos el homicidio del  ginecólogo yucateco Fidel Francisco Sáenz Laviada, quien acudió a un congreso de su especialidad en Guadalajara, y al abordar un taxi habría sido sometido por delincuentes  expertos en secuestro exprés que le arrancaron la vida, abandonando su cadáver en un lote baldío de Zapopan.

Egresado de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), el médico especialista de 53 años tenía su consultorio en la prestigiada clínica Mérida, donde gozaba del aprecio de colegas y personal auxiliar, siendo un galeno altamente confiable para sus pacientes.

Hace 20 años este asesinato habría conmocionado a media península de Yucatán, pero en estos tiempos de demonios sueltos la opinión pública es sometida a oleadas de tragedias, pasando de un asesinato a otro acto de desalmados, cada vez más abominables.

Recomendable es una reacción firme de los galenos de nuestra península y de Jalisco, cuando menos, ya que la delincuencia envió al otro mundo a un hombre valioso en su entorno, de esos que tanto trabajo cuesta formar y que con su partida repentina dejan un doloroso vacío, no sólo para sus familiares inundados por el llanto.

Pero es lamentable que todas las reacciones se agoten en el irresistible “me gusta” del Facebook que provoca breves comentarios de condena entre parejas y amistades, pasando de inmediato a la siguiente tragedia o escándalo difundidos con las turbinas del pensamiento en las redes sociales.

Si acaso son capturados los “seres humanos” que asesinaron al ginecólogo, esperemos que una falta de ortografía o raspadura en el debido proceso no los coloque de nuevo en la calle para que sigan con su oficio de depredadores. Porque los rigurosos criterios de los jueces terminan solapando a violadores, secuestradores y homicidas.

Gritos con la onda grupera

Me decepciona que la ceremonia del Grito de Independencia se convierta en una noche cuyo principal atractivo es la presentación de grupos populacheros que eclipsan la importancia de esta representación, ocurrida originalmente cerca del amanecer del día 16.

Si nuestros políticos dejan de contratar a estas guacamayas saltarinas, muchas plazas estarían semidesiertas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba