Principales

Preparan chetumaleños «megacaravana» contra gasolineras

Chetumal, 25 de mayo
Julián Puente.-

La lucha social de parte de la agrupación civil #CiudadanosVSGasolineras está tomando rumbo positivo, lento pero caminando así lo dio a conocer en entrevista, Eduardo Vázquez líder del moviente. Detalló que el problema con el robo de gasolina es que aún está lejos de arreglarse a pesar de todo lo que se está haciendo, ya que los dueños siguen buscando artimañas para que sigan teniendo esa ganancia extra derivada de su fraude.

Hay reportes de que ahora, y después de darse a conocer a través de redes sociales los fraudes,  la gasolina está menos pura, es decir, al parecer la mezclan con algo para engañar que ahora si están dando litros completos.

“Es molesto que en vez de darnos un buen servicio vendiendo #LitrosDeALitro, nos quieran seguir viendo la cara”. A raíz de lo anterior y considerando que son cobardes acciones están convocando a la población a participar en la carga masiva de combustible en la Zona Libre, con el propósito de llenar los tanques  para no consumir en Chetumal por lo menos 4 días, acción que representaría gran pérdida económica para los gasolineras.

Según el activista se está terminando con la etapa de planeación de esta estrategia, aun no existe fecha para hacerlo pero se espera que sea en domingo para que los que participen tengan lleno el tanque al inicio de semana. De manera tentativa el punto de encuentro será la fuente de «El Pescador»  a las 6 p.m. para que conforme vayan llegando los autos se estacionen en el Boulevard, prendan sus intermitentes y se vea que son muchos los que están en contra del abuso. De ahí partirían todos en caravana a cargar combustible a la Zona Libre en fecha por definir.

Eduardo Vázquez dijo que las clausuras de bombas que se han realizado últimamente no han sido por denuncias del movimiento, ya que el personal de la PROFECO que llegó a Chetumal vino desde la ciudad de México para clausurar, es decir, hubo alguna denuncia a nivel central.

gasolineras de chetumalExternó que se aprovechó la situación para acercarse a los inspectores federales y preguntarles por qué la PROFECO en el estado no hacía nada para apoyarlos teniendo como respuesta que la delegación estatal no está facultada para clausurar, más bien  calibrar las bombas, es un ente meramente conciliador, por lo que a partir de ahora las denuncias sustentadas se tendrán que hacer directamente en la capital del país lo que les genera costos adicionales los cuales serán absorbidos por los integrantes del movimiento quienes no pararán hasta que las gasolineras vendan litros completos.

Sobre si ha tenido algún tipo de apoyo por parte del ayuntamiento capitalino, en este caso del presidente municipal, Eduardo espinosa Abuxapqui, el entrevistado dijo que hasta la fecha nadie del palacio municipal lo ha buscado, a pesar de que en varias notas informativas espinosa Abuxapqui dio que apoyaría al movimiento.

En torno a sí ha recibido algún tipo de represalia o amenaza por llevar a cabo las acciones de transparentar el robo de gasolineras, Eduardo Vázquez sin temor dijo que si, “un gerente de una estación me amenazó diciendo que yo no soy nadie y que me atuviera a las consecuencias”, sin embargo eso no causó miedo al activista, ya que recalcó que continuará firme en su lucha hasta las últimas consecuencias.

Hay que mencionar que después de que se diera a conocer el fraude de la gasolina en Chetumal, miembros del movimiento han lanzado una campaña para poder recolectar fondos para la adquisición de unos artefactos llamados “Jarras Patrón” las cuales son válidas ante la autoridad como prueba contundente del robo de gasolina.

Cabe señalar que el costo por unidad de dicho artefacto supera los 7 mil pesos por lo cual están pidiendo el apoyo de la ciudadanía para la adquisición de por lo menos tres jarras. Dicho aparato se trata de una jarra de acero inoxidable con medida de 20 litros, que se llena junto con el despachador para corroborar que dé los litros correctos.

Los robos de litros suelen darse cuando se piden menos de 20 litros, ya que mencionan que muchas de las máquinas expendedoras de combustible están programadas para dar correctamente los 20 litros o más por si llega una inspección sorpresa. Por eso se recomienda que siempre se pida 20 litros en todas las gasolineras.

Cuando la PROFECO detecta que las gasolineras están robando litros a los consumidores o cualquier otra irregularidad en el funcionamiento de las bombas o de los empleados, proceden a la inmovilización o a la clausura de la misma según sea el caso.

facebook vs gasolinerasCabe recordar que el 26 de octubre de 2012 entraron en vigor la Norma Oficial Mexicana 185 (NOM 185) que introduce un nuevo software de dispensarios de combustible; así como la Norma Oficial Mexicana 005 (NOM 005) relacionada con los dispensarios de combustible, que tienen el objetivo de proteger a los consumidores.

Con la nueva normatividad la Procuraduría Federal del Consumidor  puede verificar que dispensarios o bombas de combustible que operan en todo el país no estén alterados y que su software no envíe instrucciones para entregar menos combustible del que se está pagando, e incluso multar y clausurar a aquellas gasolineras que no cumplan con lo establecido por las nuevas normas oficiales mexicanas.

Sin embargo en el tema de los hidrocarburos no solamente es el robo descarado que todos sabemos, ya que las cosas van más allá, solo basta con recordar la fuga de combustible que se ha dado en dos ocasiones en pleno centro de la ciudad capital en donde han sido evacuadas más de cinco mil personas ante el temor de que se origine un estallido. En específico la estación de las confluencias Carmen Ochoa De Merino y Juárez es la bomba de tiempo que a decir de las autoridades no es la responsable de la fuga, sino que es gasolina conocida en los años ochenta como NOVA la cual se almacenó cerca de la estación de combustible.

Desafortunadamente el director de la coordinación estatal de Protección Civil en Quintana Roo, Luis Carlos Rodríguez Hoy, reveló que los trabajos de investigación que determinen el origen del derrame de hidrocarburo que permanece en las alcantarillas del primer cuadro de la ciudad de Chetumal se encuentran abandonados ante la falta de recursos económicos.

El flujo de gasolina ha permanecido debajo del subsuelo de las calles de Chetumal por casi  2 años desde que se detectó por primera vez un 19 de abril de 2013, todo bajo la negligencia de las autoridades quienes no han realizado los estudios pertinentes que requieren de una inversión menor a un millón de pesos.

“El presupuesto como te comento está en manos de hacienda, ya no está en nuestra área esta en hacienda, nosotros hemos estado mandando los oficios pertinentes para que ellos valoren el costo que tiene esto junto con la secretaria de gobierno,  ya es cuestión de ellos si sueltan o no el recurso, el precio está arriba de unos 800 mil pesos, todo depende de la liberación de recursos”.

La empresa especializada en el ramo de combustibles Zublin, sería la encargada de los trabajos de caracterización y remediación tras suscitarse en 2014 por segunda vez presencia de gasolina en las alcantarillas del primer cuadro de la ciudad, sin embargo la falta de 800 mil pesos han impedido que la empresa retire del subsuelo el combustible.

Y es que la permanencia de hidrocarburo  sigue contaminando a la Bahía de Chetumal Santuario de Manatí área y área natural protegida; que de acuerdo con estudios del Ecosur  y la Universidad de Quintana Roo presenta un alto grado de contaminación incluso de metales pesados sin que hasta el momento se tenga fecha definitiva para los trabajos de caracterización y remediación de la zona.

La continuación ha causado por lo menos en este año la muerte de un delfín conocido como nariz de botella y 3 manatís de tamaño considerable. De acuerdo con el Colegio de la Frontera Sur, se estima que en la bahía de Chetumal existe una población de 200 ejemplares de la especie, que se caracteriza por tener el cuerpo alargado, robusto, alcanza una longitud en estado adulto de unos 3 metros y llega a pesar hasta 500 kilogramos, vive un promedio de 60 años y concibe una sola cría cada tres o cinco años después de un año de gestación.

El más reciente estudio fue realizado por la investigadora de Ecosur, Teresa Álvarez Legorreta, en el que se detectó la presencia de contaminantes por aguas residuales, herbicidas y plaguicidas, en la Ribera del Río Hondo y la Bahía de Chetumal, pero para poder determinar el grado de contaminación es necesario realizar más trabajos y más a fondo.

4 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba